logo Vox populi voxpopuli.digital
Mi Ciudad Mi País Análisis Opinión Entrevista Nueva Generación Deportes

Barcelona vio jugar al Bayern. Bartomeu debe salir del club (I)

Por Ludwin Leandro Venera Ruiz
Comparte este artículo:

 

El partido de cuarto del final de la Champions Ligue entre Bayern de Múnich y Barcelona terminó en humillación para el equipo cúle. El equipo bávaro se llevó la victoria goleando 1 a 8 al Barça y es semifinalista del torneo más importante de clubes.  Ya tiene rival el Olympique de Lyon.

Los antecedentes no eran muy favorables para el Barcelona. Los últimos partidos jugados tampoco lo daban como favorito. Los dirigidos por Enrique Setién Solar no venían brillando mucho, un equipo que es desconocido, ha perdido su estilo, no tiene ritmo de juego y ha perdido la balanza.

La verdad debe primar en esta situación. El Barcelona F.C no salió a jugar el encuentro, sus jugadores estaban en otro enfoque y se vio claramente en las declaraciones de Gerard Piqué al final del encuentro. Cuando se termina un partido y el jugador sale del campo recibiendo «la paliza» que le dio el Bayern al equipo catalán, es normal no querer dar declaraciones o manifestar la tristeza por el mal resultado del juego. Sin embargo, Piqué dijo lo siguiente:

Sentimos vergüenza, el club necesita cambios de todo tipo, no son los jugadores, no es el director técnico. El Club que necesita cambios de otra cosa. 

Claramente el central español se refirió a Josep Maria Bartomeu. El actual presidente del F.C Barcelona que tiene problemas no solo administrativos, también con los jugadores del club. De hecho, se cree que la demora en la renovación del contrato de Lionel Messi es sinónimo de protesta.

Las declaraciones de Moises Llorens

El periodista catalán Moises Llorens en el noticiero de ESPN transmitido al finalizar el encuentro fue claro en lo siguiente:

El Barcelona tiene que inventarse un nuevo Pep Guardiola 

Claramente no se va a poder inventar un nuevo técnico como Pep Guardiola, pero si es posible contratar un técnico que provenga de la misma escuela. Es decir, que le de eficiencia y eficacia a la producción futbolista que necesita un club como el Barcelona.

Las declaraciones de nuestro colega español a la cadena deportiva de ESPN en ese aspecto es importante. Hablo de las posibilidades de que el técnico argentino Mauricio Pochettino pueda dirigir al club catalán. Llorens considera que:

Pochettino es una opción seria para Barcelona y es la opción número uno para dirigir al club 

Es un acierto que piensen en Pochettino como técnico del Barcelona. Sin embargo, si desean que el Barcelona haga un trabajo serio y eficaz, Bartomeu debe aceptar adelantar las elecciones de la presidencia tal y como se la piden internamente en el club y oxigenar políticamente al Barcelona.

Son tres temporadas fallidas a nivel de competición internacional, adicionando que en esta última temporada el Barcelona se quedó con las « manos vacías».

Bartomeu un presidente más político que deportivo

Cuando finalizó el encuentro el actual presidente del F.C Barcelona  dejó dicho que solo al día siguiente se hablaría con cuerpo técnico y jugadores, entendiendo que los futbolistas sufrieron mucho con la aplastante derrota. Dió inclusive las siguientes declaraciones:

Ellos han sufrido mucho en el campo, el Bayern es merecido semifinalista, lamentar con socios y aficionados por el resultado.

Sobre las decisiones a futuro fue claro. No iba a tomar una decisión y aclaró lo siguiente:

Hay decisiones tomadas antes de la Champions y deben seguir como decía Piqué. «Hay cambios que debemos hacer»

Consideremos el análisis desde el momento que Quique Setien llega al Barcelona. El presidente del club catalán manifestó del técnico que:

Cuando le contratamos, le explicamos que era un proyecto para esta temporada y toda la siguiente. Medir a un entrenador por unos meses, con una pandemia de por medio, es muy complicado

Luego de recordar estas declaraciones y entrar en el contexto de lo sucedido horas después de la tan dolorosa eliminación, sucedió lo más lógico: la destitución del cargo del entrenador. Un dato que no es menor, pero que evidenció que es más el manejo político que el deportivo.

En primer lugar no es congruente con las declaraciones dadas al final del juego, es claro que ha perdido el control de todo. En menos de 24 horas, ya Quique Setien es removido del cargo. Luego olvidó por completo lo dicho antes del reinicio de la liga española.

Un presidente que no entendió el verdadero problema que afrontó el técnico y fueron los jugadores con su condición contractual el problema. Es claro, que olvidó la verdadera filosofía del F.C Barcelona. No se trata de un nuevo Pep Guardiola, se trata de un proyecto y un técnico con un trabajo que tenga el ADN barcelonista, y no está de más recordar cuánto trabajo le costó a Luis Enrique realizar esta labor.

Por el bien catalán se espera un cambio desde la nómina, hasta lo administrativo. Además de un cambio principalmente en la presidencia del club.

Comparte este artículo: