El aumento salarial en Venezuela produjo nerviosismo en los consumidores

La moneda venezolana, ha sufrido varias transformaciones en el gobierno de Nicolas Maduro, produciendo su progresiva devaluación.

 El aumento salarial decretado recientemente por el gobierno de Venezuela, no produjo alegrías sino nerviosismo en los venezolanos, debido a que los precios de la canasta básica familiar, continúan por encima del salario mínimo.

Así lo han manifestado varias amas de casa, quienes se sienten afectadas al no poder comprar los alimentos que requieren sus hijos para su crecimiento normal. 

El aumento salarial, quedó reflejado en la cantidad de 300. 000 bolívares soberanos, divido en 150.000, sueldo básico y el resto en «cesta ticket socialista», que es un bono para comprar alimentos, que se les entrega a los trabajadores tanto del sector público como privado. Este aumento salarial equivaldría a 26.000 pesos colombianos al mes. 

¿Quién podrá vivir con esa cantidad de dinero durante un mes?

El anuncio lo hizo en sus cuenta de Twitter el diputado de la Asamblea Nacional Constituyente y ex ministro del Trabajo Francisco Torrealaba.

Filas opositoras

Desde las filas de la oposición venezolana, las expresiones de rechazo no hicieron esperar, algunos lideres políticos, mostraron sus rostros para pronunciarse ante el decreto de aumento salarial, entre ellos:  Juan Guaidó, quien se autoproclamó como «presidente encargado», hace varios meses, calificó la medida de insuficiente y agregó que «con el salario mínimo a nadie le alcanza en Venezuela».

Venezuela, atraviesa una las más agravantes crisis económicas, desde hace varios años, la cual le ha producido el mayor éxodo visto en toda su historia. Pero, el presidente Nicolás Maduros, asegura que su gobierno es victima de una «guerra económica» liderada por Estados Unidos.

Aumento de salario vs canasta familiar

El pueblo venezolano, cada día que pasa ve más difícil la adquisición de los productos alimenticios, por la inestabilidad en los precios y la pérdida del valor de la moneda local (el bolívar).

Por ejemplo: comprar un kilo de arroz cuesta 41.650 bolívares, un kg de sal 18.000. Por otro lado, ingerir leche liquida, uno de los productos de alto consumo, tiene un valor por litro de 38.000 bolívares, un cartón de huevos de 30 unidades oscila en los 70 mil bolívares.

Muchos expertos y analistas, han argumentado que la inflación en Venezuela para finales de este año podría acercase al 200.000%.

 

 

 

Compartir.

Sobre el Autor

Avatar