logo Vox populi voxpopuli.digital
Análisis Opinión Mi Ciudad Mi País Crónica

La doble moral, da espacio para ser santo y demonio al mismo tiempo

Por Senen González
Comparte este artículo:
Marcelo Odebbrecht/Paulo Frigman

Leí con sorpresa la frase, disque letal, de Marcelo Odebrecht que dice:

“Yo jamás corrompí a nadie en Colombia, cuando los conocí, todos ellos ya eran corruptos y delincuentes con poder

No pretendo defender al Ex ministro Gabriel García, es más, no lo conozco personalmente, nunca he hablado con él, pero me duele si, que al caído le sigan cayendo y mucho más cuando tuvo el valor de confesar el pecado, pero no dijo quién era el del milagro, y es la razón por la cual escribo esta nota.

Tal vez sea el Dr. García, el único, que está pagando su condena, mientras los otros están vivitos y coleando y enarbolando las banderas y las palomitas de la paz, y, nada les ha ocurrido- ¿Y… donde están los otros que cometieron el mismo error? Averígualo Fiscalía.

Pero, a la frase LETAL del Millonario Brasilero, Marcel Odebrecht, le quiero poner otra, más letal aun, que la suya, y que acá llamamos LAPIDRIA. ¿Sabía usted, honorable señor Marcel, que quien paga por la peca, también peca por la paga? Y así como el pecado acusa, el que es pescado, solo se escama. Por lo tanto, serán entonces, ¿ dos delincuentes que hablan el mismo idioma?

Eso en cualquier parte del mundo, se llama, DOBLE MORAL: es el poder económico, contra la debilidad y las tentaciones de un inmaduro como el Dr. García, ante un veterano zorro, que sabe por dónde le entra el agua al coco y donde pone sus garras, sin que se noten, y con facilidades para enlodar a otros. Su frase, insulta a la clase política del país, aun no teniendo, alguna parte de ella, nada que ver en este penoso y delictuoso asunto.

– Sería maravilloso que el Honorable Marcelo, tenga el valor suficiente, para señalar al pez gordo, o los peces gordos, que usted seguramente conoce y con quien trató por lo alto, para que paguen, como lo está haciendo el Dr. García.

Y, de otro lado, el Dr. García, debería amarrarse el corazón, y pensarlo mejor, para que también le aporte a la justicia, toda la verdad formalmente, diciendo, quienes son los otros que cometieron el pecado. -Ah!, si lo hace, no se le olvide pedir protección. Y… si su jefe superior tiene algo que ver con este asunto, pues denúncielo. Y si es así, pida doble protección. La complicidad es la que está matando al país. Dicembre de 2020. Sengove.

Comparte este artículo: