¿Quién es el culpable de la crisis económica venezolana?

Gran parte de la población venezolana, se plantea: ¿quién es el verdadero culpable de la crisis económica, social y política que padece actualmente? ¿La política económica del falso socialismo del siglo XXI o el cerco económico internacional?

En este sentido, muchos afirman que con el gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez Frías, la situación del país era más llevadera, ya que en los momentos de algunas contingencias, tomaba el ¡sartén por el mango! como se dice en criollo, y controlaba así, ciertos focos perturbadores.

Por otro lado, algunos aseguran que Maduro, condujo a Venezuela hacia la pobreza extrema, debido a su poca experiencia política, a pesar de haber ostentado el cargo de Canciller de la República Bolivariana de Venezuela. Pero el sello de mal gobernante se le adjudica por estar sujeto a los lineamientos del gobierno cubano, liderado por Raúl Castro, quien es -según la opinión de varios analistas- el que dicta a su homólogo venezolano las estrategias de mando con ¡sabor habanero!

Los Castro, de manera persuasiva, manipuladora y sutil logran penetrar en las representativas instituciones del Estado venezolano, colocando piezas claves en cada uno de esos lugares. Con el pretexto de que esos expertos prestan servicio de asesoría técnica. Con la finalidad de evitar cualquier invasión yanqui.

Por ende, ya es voz popular, la presencia de ejecutivos isleños en las sedes del Servicio Administrativo de Identificación Migración y Extranjería (Saime), lugar donde se expiden las cédulas de identidad y pasaportes tanto a nacionales como a extranjeros; asimismo, en todos los centros de salud, medios de comunicación social, públicos y privados, compañías telefónicas y lo mas inaudito, en los cuerpos de seguridad llamase (Guardia Nacional Bolivariana, Ejercito, Policía Bolivariana, ente otros). Todo con el aval del Despacho de la Presidencia venezolana.

Pero, para nadie es un secreto, que el principal promotor de la debacle económica en la hermana nación, fue el señor Chávez. En primer lugar, al implementar un control de cambio que duró aproximadamente 15 años, el cual produjo consecuencias desastrosas que aun persisten. El bolívar siguió su espiral alcista sin ningún control. Al mismo tiempo Venezuela ha aumentado su deuda externa con países como China y Rusia. En segundo lugar, la ejecución de una larga cadena de expropiaciones en todo el territorio nacional, inhabilitando cientos de empresas, que movían el aparato productivo del país, como Cemex y Agroisleña. Él, en su conducta autoritaria afirmaba que esos procedimientos se hacían a “favor de los hijos de Bolívar (pueblo)”.

Con esa excusa, continúo acabando con todo aquello que tuviese olor a “capitalismo salvaje”, como solía llamar al sistema capitalista dominante.

Debido a esa equivocada manera de conducir los destinos de los venezolanos, se produjo esta diáspora brutal que ha desgraciado la vida de más de cinco millones de ciudadanos del vecino país que buscan un destino mejor para satisfacer sus necesidades esenciales ante la carencia de alimentos y medicamentos que requiere nuestro organismo. ¡Y pare de contar …!

Ruptura dentro de la oposición venezolana

Como si no fuese suficiente, dentro de las filas de la oposición venezolana no surge un liderazgo serio, consciente, que presente propuestas ajustadas a la realidad en la que viven esos hermanos. Los opositores al oficialismo solo han venido buscando protagonismos individuales que les permita obtener de nuevo el poder sin importarles el dolor de quienes los han elegido.

Esto demuestra el grado de insensatez en los partidos de oposición, ¡acción que ha producido el descontento masivo en los electores, que, según las encuestas recientes del Consejo Nacional Electoral y Datanalisis, más de cinco millones se encuentran establecidos en países vecinos y los que aún quedan solamente ¡esperan un milagro que los pueda salvar de caer al abismo!

Países vecinos conforman alianzas para sacar a Venezuela de la debacle económica,

Cerco internacional

Ante esos episodios, algunos mandatarios de América Latina – como Iván Duque de Colombia y Macri de Argentina- han acompañado a Trump en su política intervencionista, creando una especie de cenáculo para formar un cerco económico que asfixie a la “dictadura madurista”, por lo que ya se habla de una supuesta invasión militar a Caracas. Al respecto, el Secretario de la OEA, Luis Almagro, no descartó una “intervención militar”. La tarea no será fácil para concretarse este hecho. Ya que los aliados del régimen, como Cuba y China, tienen demasiados intereses sembrados en territorio venezolano.

Compartir.

Sobre el Autor