logo Vox populi voxpopuli.digital
Análisis Opinión Mi Ciudad Mi País Crónica

El boxeo colombiano en la lona*

Por Analista
Comparte este artículo:
En la lona.
El boxeo en la lona. Yuberjen Martínez de gran actuación en los Olímpicos. Cortesía.

El boxeo de Colombia está en la lona. Está en crisis desde que entró la politiquería en su manejo. Son pocos los prospectos que existe en todo el país, y especialmente en la región Caribe. La solución es que se elijan persona que sean doliente de este este deporte. No hay hay un trabajo desde abajo para sacar adelante el boxeo de Bolívar y de Colombia.

El departamento donde había una actividad aficionada y profesional con excelentes resultados. Pero en los últimos 15 años el boxeo bolivarense viene en caída libre los resultados deportivos. En los Juegos Nacionales solo lograron 3 medallas de oro.

De igual manera, no hay una delegación de respeto que deje en alto el buen nombre del boxeo de Bolívar. Ya nuestro boxeo dejó de ser protagonista a nivel nacional e internacional. No tiene doliente. Ya no infunde respeto. Anteriormente las delegaciones de boxeo de Bolívar eran mejor atendidas desde el grupo de boxeadores hasta los directivos. Hoy en día se piensa más con el interés del bolsillo que el interés de sacar adelante el boxeo.

Falta de gestión administrativa

Los dirigentes de hoy llegan a la liga a trabajar para su beneficio y se olvidan que fueron nombrados para sacar adelante el proceso del boxeo de Bolívar. No le tocan las puertas a la empresa privada. No hacen gestión para obtener resultados. En Cartagena, por ejemplo, IDERBOL e IDER no estimulan este deporte.  Y Lo han llevado a lo más bajo. Los actuales personajes que maneja el boxeo de Bolívar lo tienen en la UCI. Es hora de que den un paso al costado y dejen de desangrar el deporte que tanta gloria le ha dado al departamento.

De Bolívar salieron grandes boxeadores como Rodrigo Valdez, los hermanos Cardona, Francisco la Araña Tejedor y el más grande de todos los tiempos Antonio Cervantes. 

  • Autor Jorge Alberto Meza
Comparte este artículo: