¿Prosegur viola los derechos humanos de sus trabajadores en Colombia?

Victor Romero, después de 32 años de servicios a Prosegur lo botaron y lo liquidaron con menos de $3 millones. La cooperativa no le ha pagado sus aportes. A la gerente de la cooperativa, Yasmín Ospino, también la despidieron y le deben todo.

Víctor Romero Orozco, 54 años, era un aplicado guarda de vigilancia con 32 años de servicio en Prosegur, hasta cuando una mañana del mes de julio de 2018, el gerente de la regional de Cartagena de Indias, le entregó la carta de retiro sin justa causa y también lo excluyó de la Cooperativa de Servicios al Trabajador-Cooservicios, y hasta ahora no le han pagados sus aportes cooperativos. De una sola cochada, despidieron 20 guardias que tenían contrato a tiempo indefinido.

Jorge Mora Rojas, director de Recursos Humanos de Prosegur, tiene la cuchilla bajita para retirar a los empleados más antiguos que trabajan en medio de un clima laboral de zozobra, porque no saben si alguno de ellos será la próxima víctima de su guillotina.

Retirar a un viejo empleado de una empresa es un hecho que en esta época se presenta con frecuencia en Colombia y probablemente no sería noticia para que algún medio de comunicación dedicara un poco de su espacio. Pero hay varios elementos que deberían llamar la atención no solo a las autoridades colombianas sino también a las españolas para que respeten los derechos humanos de los trabajadores y mejoren el clima laboral.

Como se sabe, la empresa de vigilancia Vimarco Ltda. fue adquirida por la  española Prosegur en su plan de expansión por los países sudamericanos. Hasta 2017 tuvo una plantilla de vigilantes y transportistas de valores de aproximadamente 5.600 empleados en todo el país. Desde ese año viene aplicando una política de recorte de personal, y una destrucción sistemática de la única cooperativa que tenían los trabajadores. Nunca han dejado crear sindicato en el sector de vigilancia.

Cuando adquirieron Vimarco, de los hermanos Berrío, ya existía la cooperativa que siempre había funcionado en los pisos 3, 4 y 8 del edificio BCH donde está una de las sedes de Prosegur. La gerente de la entidad, Yasmin Ospino, también la botaron en forma ilegal, muy a pesar de encontrarse en licencia de maternidad, por lo cual el Juzgado 12 Civil Municipal de Cartagena falló, en primera instancia, a su favor una acción de tutela para la defensa de su derecho al debido proceso y a una estabilidad laboral reforzada. Este fallo fue apelado por el Consejo de Administración de la Cooperativa que todavía no se ha posesionado legalmente y que está constituido por las jefes del Ser (recursos Humanos) de diferentes seccionales.

¿Botar a una mujer que está disfrutando su licencia de maternidad es violatorio de los derechos humanos? Si. ¿Quién tomó la decisión? Las jefes seccionales de recursos humanos de Prosegur que hacen parte, al mismo tiempo, del Consejo de Administración de la cooperativa.

Jorge Alfonso Rojas Mora, de profesor a guillotina en Prosegur. Es el jefe de Recursos Humanos de la entidad.

Precisamente las jefes del Ser tienen tanta injerencia en la Cooperativa que iniciaron una política sistemática de desafiliación de los trabajadores a la cooperativa por directrices del mismo gerente de Recursos Humanos de Prosegur. La cooperativa con NIT No 830.505.539-5, funciona como una dependencia de Prosegur en sus instalaciones. En la época que Roberto Barrios era gerente de la seccional Cartagena de Prosegur, también fungía como presidente del Consejo de Administración de la Cooperativa. A los trabajadores despedidos, se les adeuda sus aportes a la cooperativa. A la gerente que despidieron, no le han pagado sus prestaciones sociales ni las cesantías con lo cual no solo le afectó sus derechos sino también a sus hijos, en especial, a su bebé que sigue amamantando.

¿Cuales fueron los móviles que llevaron a Jorge Mora Rojas prescindir indirectamente de la gerente de Cooservicios? ¿Acoso? ¿Qué tipo de acoso? ¿Sexual? ¿Laboral? (En próxima entrega revelaremos las respuestas).

Lo paradójico es que que Mora Rojas está rodeado de mujeres a quienes las ha ubicado estratégicamente en la directiva de Cooservicios. Ellas son sus subordinadas. La gerente del Ser de Cartagena, Milé Rey Estupiñan; de Bogotá, Miriam Gómez; de Montería, Mónica Hoyos, e Ivón Gómez, de Barranquilla hacen parte del Consejo de Administración.  ¿Puede un directivo de una empresa ser al mismo tiempo miembro del consejo de administración de la cooperativa de sus trabajadores? ¿Puede el gerente de Prosegur ser al mismo tiempo presidente del consejo de Administración? Si la respuesta es sí, la empresa Prosegur deberá responder solidariamente por las actuaciones de la cooperativa. De todas maneras, los estatutos pueden ampliar el régimen de inhabilidades e incompatibilidades del cual habla la ley 79/88 y 454/98. 

Lo sorprendente es que Prosegur firmó un acuerdo con el Punto Nacional de Contacto Español-PNC que le recomendó lo siguiente para saldar un diferendo con la Uni Global Unión que estudió las quejas de los trabajadores de Colombia y Chile por violar los derechos humanos:

El PNC recomienda a PROSEGUR la realización de una diligencia debida, como complemento a los mecanismos que ya tiene establecidos, en sus filiales latinoamericanas, para asegurarse de que los sucesos comunicados por UNI GLOBAL UNION al PNC, en relación con violaciones a los derechos humanos en el entorno de la empresa, han sido tenidos en cuenta por las gerencias de las filiales, y, si se revelaran como necesarias, adoptado las medidas para su remedio y evitar que se pudieran producir en el futuro. Esta recomendación está en línea con los previsto en el Principio 10 y el Punto IV.5 de las Líneas Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales que recomienda a las empresas emplear la diligencia debida. (Informe del Punto Nacional de Contacto Español-PNC)

¿Qué tipo de sanción podría sufrir Prosegur por su actuación ilegal y violatoria de los derechos humanos de sus trabajadores? El PNC tiene insumos para obrar de oficio y considerar que no se está cumpliendo la recomendación que le hizo en el reseñado informe.  O sea, que su conducta es recurrente en Colombia, donde las autoridades no funcionan para proteger a los trabajadores, pero en España es todo lo contrario. Aquí el Ministerio del Trabajo no se ha pronunciado.

Si usted quiere protestar por el despido masivo de trabajadores de Prosegur y de la gerente de la cooperativa de Prosegur, Yasmin Ospino, quien disfrutaba de su licencia de maternidad, puede escribirle a la Secretaria de Industria y Comercio Exterior de España, Xiana Margarita Mendez Bértolo. También le agradecemos dejar sus comentarios en nuestra pagina web y en facebook.com/voxpopuli.digital. De paso, dele me gusta a nuestra página.

Víctor Romero Orozco, quedó sin empleo. A sus 54 años nadie lo quiere contratar. Tampoco se puede jubilar porque no tiene la edad. Vive una situación difícil, la misma que vive Yasmín Ospino,  y cerca de 73 empleados que en este año salieron de la nómina de Prosegur gracias a la guillotina de Jorge Mora Rojas.

Compartir.

Sobre el Autor