Se espera rebelión estudiantil contra Duque por la defensa de la educación

Los universitarios se declaran en asamblea permanente.

Como Batman en su baticueva, así se encuentran los estudiantes universitarios dentro de las instalaciones universitarias, preparándose para la siguiente batalla contra el Gobierno Nacional de Duque en defensa de la educación pública. A través de una Asamblea Permanente, decidieron el cese de actividades académicas para crear una especie de presión que les permita avanzar en sus objetivos.

Así lo han planteado algunos voceros estudiantiles de la Universidad de Cartagena. Pero no descartan un paro indefinido en los próximos días.

Entre, pinturas, pinceles, lienzos y cámaras fotográficas diseñan las estrategias para “derrotar a la maquinaria gubernamental del presidente Iván Duque, quien mediante una resolución pretende privatizar la educación pública universitaria”, manifiestan los estudiantes.

Según informaciones de los líderes del Alma Mater, van a prescindir del apoyo de ciertos movimientos sociales, como la Asociación Sindical de Profesores Universitarios, Coalición Colombia humana, Unión Patriótica, entre otros, para no politizar la causa que vienen sosteniendo, en defensa de sus derechos.

Por su parte, Sergio Andrés Muñoz, representante de la Facultad de Comunicación Social de la Universidad de Cartagena, manifiesta que están dispuesto a una verdadera rebelión por la educación, dijo:

“Si el presidente Duque, no cumple con sus compromisos y finiquite la deuda contraída de 15 billones de pesos, por concepto de inversión, 3.2 billones por funcionamiento y 700 millones de pesos para Colciencias, de no acordarse esto, nos mantendremos en jornadas de movilización, pero de manera pacífica hasta lograr nuestros objetivos.”.

Cabe destacar, que el tema de las universidades públicas lo han convertido en una especie de sorteo, a cargo de los diferentes gobiernos colombianos, se presume que por la errada interpretación que le hicieron a la “Ley 30”.

 William Perez Cantillo, presidente de la Asociación Sindical de Profesores Universitarios-Aspu Cartagena, dijo:

“En ese sentido, vamos a tomar como referencia la administración de César Gaviria, a quien se le acusa de promover los   presupuestos universitarios públicos con base en el IPC, eso es lo que han aumentado durante los últimos 20 años.”

Ademas agregó que la crisis en la contratación de la educación superior pública se “ahondó progresivamente, porque cuando un estudiante en el año 1.993   costaba 10.800.000 pesos, hoy ese estudiante en las mismas condiciones vale 4.500.000 mil. Esto claramente levantó un déficit de alta consideración”.

Compartir.

Sobre el Autor

Avatar

Dejar una Respuesta