Protesta contra Afinia
Protesta contra Afinia. El día en que Afinia comenzó su operación en Cartagena. William Dau, el alcalde, quiso recibir el milagro con comandula ajena.

Afinia y Air-E, una historia que se repite en el Caribe colombiano. Es el mismo resultado de cuando estaban Electricaribe y Electrocosta. Luego de más de un año de operación esa es la conclusión. Tenemos los mismos problemas de energía doméstica: altas tarifas, cobro de energía no prestado y una inestabilidad en la prestación del servicio eléctrico domiciliario. 

Por esa razón, se prepara una protesta de carácter regional contra Afinia el 10 de febrero que promete ser contundente para detener esta otra aberración contra los usuarios.

La Superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios, Natasha Avendaño García, pareciera que estuviera al servicio de los dueños de Afinia y Air-E. Una sonrisa para Afinia.

En tanto la Superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios, Natasha Avendaño García, pidió a los usuarios de energía de la costa pagar las deudas a los operadores de Redes Locales (ORL) contraídas con Electricaribe en Liquidación. Esa decisión es una presión indebida de Avendaño García que contraría su papel en la defensa de los derechos de los usuarios de los servicios de energía.

AFINIA, la misma historia

¿Afinia, la misma historia? El 29 de septiembre de 2020, en un artículo publicado por VoxPopuli Digital, señalamos un hecho evidente:

Si estás contento porque le cortaron la luz a Electricaribe ¡despierta! Las cosas pueden suceder como los precedentes históricos. Hoy presentamos tres hechos que así lo confirma. ¿Se repite la historia? Todo indica que sí. (…) El tiempo curará todo. Pero la memoria se debilita. Quedará vencida por la alegría de hoy que sienten mandatarios y algunos sectores de la sociedad. Sin embargo, aunque nos califiquen de agoreros, aguafiestas, debemos decir sin miedo, que este negocio de la luz es de los privados, de unos pocos. De la élite. ¿Se repite la historia? Si. Se repetirá. Y volveremos a protestar por los caros y malos servicios de las nuevas empresas. Y volveremos a elegir a los mismos con las mismas, como dijera Jorge Eliécer Gaitán.

¿Somos agorero? Pero como periodista de investigación, nos guiamos más por las evidencias que por las emociones. Si el modelo económico usado con Afinia y Aire-E es el mismo usado cuando liquidaron a Corelca, a las 7 electrificadoras de los departamentos de la Costa Caribe o de Electricaribe y Elecosta, ¿qué podría ocurrir? 

Razones de la protesta

Héctor Pérez Fernández, abogado, presidente de la Veeduría Popular por Cartagena y Bolívar, Eduardo Ugarriza Fontalvo, presidente Red de Veeduría Ciudadana Cartagena de Indias, William Mourra Babún, asesor de veedurías, Erick Urueta Benavidez, presidente Veeduría Rama Judicial Cartagena (VEJUCA), junto con otras organizaciones, están preparando la protesta. Para ello, interpusieron solicitud previa para tramite de acción popular por los ilegales cobros e irregularidades en la prestación del servicio de energía en Cartagena y Bolívar.

Son varias las razones que aducen los veedores para convocar la protesta contra Afinia: cobro indebido de la deuda de Electricaribe, mala prestación de los servicios y violación de la resolución de liquidación de Electricaribe.

De manera que las veedurías consideran que la titular de la Superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios, Natasha Avendaño García, contraviene la ley y los conceptos de la misma SSPD. Específicamente contraría el concepto No. 376 del 15 de junio de 2018 y el No. 228 del 12 de abril de 2011.

Deudas inexigibles

Señalan los veedores que las deudas pendientes de Electricaribe son inexigibles por la comprobada y reiterada mala prestación del servicio de esa empresa durante 20 años. Afinia viene cobrando servicios no prestados antes del 1 de octubre de 2020. 

Además, consideran, que Afinia no es la competente para cobrar estas deudas. Así lo señala la Resolución SSPD N° 20211000011445 del 24 de marzo de 2021. Con esa resolución se ordena la Liquidación de Electricaribe S. A. ESP.

De manera que las deudas de los usuarios solo podrá cobrarla Electricaribe en liquidación y no AFINIA. En razón qque la resolución citada en el anterior párrafo, señala:

«ORDENAR el cumplimiento de las siguientes medidas: d.) La prevención de todos los deudores de ELECTRICARIBE S. A. ESP en liquidación, que solo podrán pagar al (a la) liquidador (a) las obligaciones a favor de aquella. No serán oponibles los pagos hechos contraviniendo esta regla».

Afinia no podría cobrar

Afinia no podría cobrar la deuda de Electricaribe, porque la intervención y toma de posesión que le hizo la SSPD fue con fines de liquidación por varias irregularidades. Se trataba de defender los derechos de los usuarios y de terceros que estaban en peligro por una mala administración. Por esa razón, solo cuando se concluya ese proceso, se podrá establecer cuánto la empresa cobró indebidamente a sus usuarios. 

En marzo de 2017, la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios (SSPD), determinó que la toma de posesión realizada en noviembre de 2016, tendría fines liquidatarios. El CONPES N° 3910 del 27 de noviembre de 2017, autorizó hasta la suma de 320.000 millones de pesos, respecto al otorgamiento de garantías Empresarial de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios.

De manera que la intervención de la Superservicios se llevó a cabo, previo concepto de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG), por varias razones que causó la inviabilidad de Electricaribe S. A. ESPD. Por ejemplo, tuvo el promedio más alto de interrupción del servicio en todo el país: 120 horas al año. El promedio nacional era de 38 horas; Las pérdidas de energía alcanzó un 35 % contra un 14 % de promedio nacional. Estos son los indicadores de operación que recibió Air-e a corte del 30 de septiembre de 2020, solo en Atlántico, Magdalena y La Guajira.

No somos agorero. Pero los modelos de negocios que el presidente Iván Duque implantó con Afinia y Air-E fue el mismo de Electricaribe. Esto conduce a desfavorecer la prestación de un buen servicio de energía que es la finalidad del Estado en cuanto a servicios públicos. De hecho, cada usuario debe romper el silencio y actuar para reclamar mejores servicios públicos deomiciliarios.