logo Vox populi voxpopuli.digital
Análisis Opinión Mi Ciudad Mi País Crónica

Carlos Caicedo se siente perseguido en su gobernación

Por Lucio Torres
Comparte este artículo:
El presidente Duque con el gobernador Caicedo cuando no había el pulso de hoy.

El gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo Omar, se siente perseguido políticamente por el presidente Iván Duque Márquez. Desde su despacho denunció que desde el gobierno central están asfixiando y bloqueando a su administración con la complicidad del exsenador Álvaro Uribe.

Como se recuerda, el gobernador Carlos Caicedo es uno de los mandatarios investigados por la Procuraduría por participar en las jornadas del Paro Nacional. Al respecto manifestó que todo lo que se está reclamando en las jornadas del Paro Nacional está amparado en la Constitución Nacional.

Carlos Caicedo asfixiado

En otras palabras, el gobernador Carlos Caicedo se siente asfixiado por el mismo bloqueo político-administrativo que la presidencia desarrolla desde Bogotá. También manifiesta que los partidos de gobierno le están bloqueando los proyectos de ordenanzas más importantes presentados en la Asamblea departamental.

«La Gobernación del Magdalena ha sido sistemáticamente bloqueada y asfixiada por el gobierno del Presidente Duque y las acciones del exsenador Uribe en contra del legítimo derecho del pueblo del Magdalena a autogobernarse».

La molestia del gobernador del Magdalena se profundizó en las últimas. El pasado 8 de mayo no pudo participar en la última reunión de gobernadores convocada por el presidente de la república en la sede de la gobernación de Cundinamarca. Manifestó que la invitación por teléfono se la hicieron faltando varias horas para el encuentro.

Carlos Caicedo denuncia

El líder del gobierno del Magdalena, no solo se encuentra molesto por el maltrato que dice recibir del presidente Duque. También señala que está atentando contra el legítimo derecho del pueblo del Magdalena de autogobernarse.

Carlos Caicedo se siente perseguido por el presidente y Uribe.

En ese sentido, Carlos Caicedo, señaló cinco punto

  • La usurpación, en medio de la pandemia, de la gestión del hospital departamental JMB de tercer nivel y la ESE Distrital, para entregárselo al cartel de la salud, en el que han estado involucrados congresistas, entre otros, el procesado exsenador Eduardo Pulgar.
  • Conformación del pacto de Ciénaga entre alcaldes, congresistas y gobierno nacional para repartirse recursos de regalías que debe ejecutar el departamento.
  • Bloqueo de cualquier proyecto de inversión del departamento del Magdalena con recursos del presupuesto nacional.
  • El hundimiento de 16 proyectos de ordenanzas que favorecen a cerca de 890.000 personas más pobres del Magdalena, por la mayoría uribista de la Asamblea Departamental, excluyendo la gobernación.
  • Apertura de investigación disciplinaria en mi contra, por parte de la Procuraduría porque como Gobernador he acompañado las legítimas protestas ciudadanas, un derecho recogido en la Constitución.

¿Quién ganará este pulso?

El pulso entre el gobernador Carlos Caicedo y el presidente Iván Duque no tendrá ganador, sin duda. Ninguno de los dos ganaría. Pero lo que si se debe tener seguridad es que de esta pelea sale un único perdedor, el pueblo del Magdalena.

El gobernador debe saber que existe una diferencia política con el jefe de estado. Pero aquí debe primar los principios que rigen la administración pública  y la relación de los entes territoriales. Tales principios, como el de complementariedad, concurrencia, integración, entre otros.

La ley 1454/11 señala que la distribución de competencias entre la Nación, entidades territoriales y demás esquemas asociativos se realizará trasladando el correspondiente poder de decisión de los órganos centrales del Estado hacia el nivel territorial pertinente. En este caso a la gobernación.  Así se promueva una mayor capacidad de planeación, gestión y de administración de sus propios intereses, garantizando por parte de la Nación los recursos necesarios para su cumplimiento.

De hecho, entre el gobernador y el presidente debe existir un dialogo edificante. Esto puede ayudar a resolver las contradicciones políticas para que los magdalenenses no se vean perjudicados por ese enfrentamiento.

Te puede interesar:

En Colombia, murió Lucas y 39 jóvenes, «pero no detendrán la primavera»

Estos son los 37 muertos en el Paro Nacional

Comparte este artículo: