El top-secret de la victoria de Dau. ¿El uribismo fue artífice de un Gran Fraude al Electorado? (I)

Armando Córdoba (camiseta verde) lidera la comisión de empalme para atender los temas de la Secretaría de Participación y de Desarrollo Social. Córdoba, representante de William Dau, hizo campaña electoral para la asamblea a bordo de una camioneta de Yair Acuña, lugarteniente de Enilce López, la popular Gata. En el medio, _Erick Gastelbondo, socio de Córdoba, próximo alcalde menor de la localidad 3. ¿Doble moral? Cortesía Facebook.

El alcalde electo de Cartagena, William Dau Chamat, creyó que con su reculada sobre la primera comisión de empalme iba a tapar lo nauseabundo que resultó su elección. Pero está más equivocado que nunca. En realidad, su reculada despertó una sospecha tan grande como el Castillo San Felipe de Barajas. Desde hoy te revelo el top-secret de la victoria de Dau y del apoyo del uribismo y sectores del conservatismo.

El móvil

¿Por qué hacer un Gran Fraude al Electorado? El día que Dau dió a conocer su primera comisión de empalme compuesta por una rara mixtura política, reveló su verdadera catadura. Estaba lo más granado de la derecha uribista bolivarense, como Gabriel Arango Bacci y Mello Otoya , mezclado con los mariamulatos y algunos de izquierda como Reynaldo Manjarrés.

Pero se formó la de Troya. Como hubo una reacción negativa en redes sociales de las personas que lo apoyaron incondicionalmente, el «Tractor» reculó. Mostró su verdadera misión: capturar a Cartagena para la extrema derecha.

No obstante, lo más grave de todo lo que está sucediendo es que este engaño contó con la complicidad (consciente o inconsciente) de sectores alternativos, de la Colombia Humana y de la Alianza Verde. El mismo Armando Córdoba, candidato de Alianza Verde, se plegó a Dau conjuntamente con Lidys Ramirez, candidata al concejo por Colombia Humana. Varios líderes de izquierda también se plegaron como si fueran inocentes políticos.

La nueva comisión de empalme, dada a conocer en las últimas horas por Dau, denota lo mismo. Es dirigida por la abogada Irina Saer Saker, esposa y socia del también abogado y contratista de la Sociedad Portuaria Regional de Cartagena (SPRC), enriquecido con los litigios marítimos, Juan Guillermo Hincapie Molina.

La diferencia es que en la nueva comisión, Dau le dio frágiles contentillos al grupo de Armando Córdoba y Lidys Ramírez. Córdoba, quien incursionó en política como mochilero de César Anaya Cuesta, lidera la comisión de Participación Ciudadana y Desarrollo Social. A Córdoba se le recuerda que hizo campaña para la asamblea de Bolívar a bordo de una camioneta propiedad de Yair Acuña, lugarteniente de Enilce López Romero, popularmente conocida como la Gata.

La hipótesis

Almirante Gabriel Arango Bacci, uribista consumado, era uno de los integrantes de la primera comisión de empalme de Dau.

Con la ayuda de varias fuentes -algunas están dentro del equipo de Dau- a partir de hoy te voy a revelar varios secretos que muestran la verdadera catadura del autodenominado «Tractor de la anticorrupción». Tractor que no pasó de ser -lamentablemente hay que decirlo- la fachada de un Gran Fraude al Electorado cartagenero en todos los tiempos. Despejar esta duda es el principal objetivo del top-secret de este trabajo periodístico.

Para bien de Cartagena necesitamos despejar cualquier duda de la elección de Dau como alcalde. La hipótesis principal de esta investigación indica que asistimos a un Gran Fraude al Electorado cartagenero. Fraude político. Fraude electoral. Fraude administrativo. Corrupción monumental. ¿El tractor introdujo con engaño un vagón de corrupción? El top secret de la reculada de Dau te lo dirá.

La metodología

Para despejar la hipótesis citada, utilizaré la metodología de estudio de caso aplicando las técnicas de investigación periodística. Dedicaré mis recursos, incluyendo parte de mi tiempo, para financiar esta investigación. Analizaremos el resultado electoral de un número determinado de mesas para construir una muestra y la probabilística de que suceda el fraude. Pero también interpretaremos el aspecto contextual, que es mucho más complejo en la investigación.

Todo investigador debe hacerse algunas preguntas iniciales. Lo primero es interrogarse: ¿es posible un Gran Fraude al Electorado Cartagenero? Para responder a esta pregunta hay que hacerse otra: ¿quiénes manejan políticamente la Registraduría Nacional que pueda permitir ese fraude?

Es posible el fraude

Empecemos. Primero debemos despejar la pregunta fundamental de la posibilidad del hecho. ¿Es posible ese Gran Fraude? No hay duda, sí es posible. ¿Por qué? El uribismo y el conservatismo manejan la Registraduría Nacional. Son los que están en el poder. En las elecciones presidenciales (2018) donde derrotaron a Gustavo Petro, hubo denuncias sobre fraude en el debate electoral y, específicamente, respecto a los tarjetones E-14.

Es decir, la derecha, sostén del presidente Iván Duque, maneja a sus intereses la Registraduría. Y como lo denunciara en los años 60 el padre Camilo Torres, «el que escruta gana». Esto no ha cambiado ni siquiera con la Constitución de 1991. La compra del voto con los mochileros de los políticos profesionales de la Costa Caribe, es una conducta grave contra el voto libre. Pero más grave es la captura del voto al interior de la Registraduría.

La ideología de un Buitre de Nueva York

El voto libre debe respetarse, independientemente de las ideologías. Dau, aunque diga que no es de izquierda, de derecha o de centro, representa una ideología decadente y criminal: la ideología del dinero. El mundo financiero es manejado desde Wall Street, Nueva York. Y las peores compañías financieras son los fondos buitres. Carecen de alma para despojar al deudor de sus propiedades cuando no tienen dinero para pagar la deuda.

Los fondos buitres compran la deuda al 10 o 20% y después la cobran plena más intereses con la complicidad de jueces de Nueva York o de Londres. Dau, me lo dijo, es pensionado y accionista de uno de los fondos más despiadados pero de buena reputación en el mundo de los negocios: Black Stone.

Por eso no le acepté a Dau su propuesta de que yo me lanzara para la gobernación de Bolívar a cambio de que le apoyara su proyecto de alcaldía. Si le hubiese dicho que sí, hoy tendría un cargo de conciencia, ya que mis principios morales no son los mismos que los de Dau.

No soy activista anticorrupción. Soy periodista anticorrupción. Pero, ante todo, soy una buena persona que no engaña a nadie. Me ciño a la prueba y a la argumentación, es decir, a la veracidad y no a la especulación que daña el buen nombre de las personas. Me puedo equivocar pero no manejo el arte del engaño.

El fraude

¿Hubo un Gran Fraude al Electorado Cartagenero? ¿Podrían declarar nula les elecciones 2019 en Cartagena o una parte de las mesas habilitadas? Debemos aclarar la diferencia entre fraude electoral y fraude al electorado.

El primero se refiere a irregularidades que atentan contra el voto depositado libremente por el ciudadano. Por ejemplo, manipulación de los tarjetones sin marcar que luego los marcan para favorecer a determinado candidato. También remarcación de los tarjetones del candidato que se quiere perjudicar para anular su voto.

Un político de los que en Cartagena y Colombia sabe más sobre fraude es el expresidente del congreso Javier Cáceres Leal. En un video que difundió por redes explicó la mecánica del fraude.

En tanto que el fraude al electorado es presentarle un programa de gobierno espurio, que es impracticable. La idea es ganar las elecciones con una estrategia de marketing que no tiene corresponsabilidad con el programa inscrito en la Registraduría. Y ya en el gobierno, asume un manejo programático contrario a lo que había promovido en campaña.

En el caso de Dau, compararemos sus intervenciones en los debates con su «programa de gobierno«. Está entre comillas porque no tiene ni el contenido ni la estructura de un programa de gobierno. Pareciera que fuera una tarea de un estudiante de educación media copiado de Wikipedia.

Las preguntas

Varias hipótesis despejaremos en este y en los siguientes escritos de la serie top-secret de la victoria de Dau:

  • ¿Por qué la primera comisión de empalme estaba integrada mayoritariamente por sectores del uribismo y de los mariamulatos?
  • ¿Quién es Irina Saer Saker, la directora de la comisión de empalme nombrada por William Dau Chamat? ¿Qué intereses representa con su esposo Juan Guillermo Hincapie Molina? ¿Qué negocios han hecho con la Sociedad Portuaria Regional de Cartagena?
  • ¿Qué papel tuvo el uribismo, el Chuzo y sectores del partido conservador en la victoria sorpresiva de William Dau?
  • ¿Por qué William Dau le hizo fraude al electorado al no inscribir un programa de gobierno sino una caricatura programática? ¿Por qué su propuesta anticorrupción, de entregarle la deuda de los corruptos a los fondos buitres, es inconstitucional e ilegal?
  • ¿Por qué un importante sector del Centro Democrático de Cartagena y personajes de otros partidos se reunieron el viernes 25 de octubre con el presidente Álvaro Uribe a sabiendas que su candidato Fernando Araújo no tenía la más mínima posibilidad de disputarle la alcaldía a WGT?
  • ¿Por qué representantes del uribismo brincaban de un solo pie con la victoria de William Dau, como si hubiese ganado Araújo?
  • ¿Por qué en estas elecciones del 27 de octubre hubo tantas irregularidades sin que los grandes medios de comunicación le dieran tanto eco? ¿Por qué en las mesas de votación donde ganó Dau hubo tarjetones sin marcar menos de un dígito, ostensiblemente inferior a la media de las demás mesas?
  • ¿Por qué el voto de opinión (Dau, voto en blanco, más un porcentaje de los demás candidatos) fue superior en toda la historia de Cartagena?

La reculada de Dau no borró las huellas de su engaño. Tampoco su falso populismo de derecha. Y no se trata de un alcalde errático. Su errores son los de un bufón que busca tapar el engaño más grande que se le ha hecho al electorado cartagenero. Destapar lo que Dau trata de esconder, será el objetivo de este trabajo periodístico: el top secret de la victoria de Dau. Material para publicar un libro.

PRÓXIMA ENTREGA. ¿Cómo se planeó la comisión de empalme? ¿Cómo fue la reculada de Dau?

Compartir.

Sobre el Autor

Avatar