logo Vox populi voxpopuli.digital
Mi Ciudad Mi País Análisis Opinión Entrevista Nueva Generación Deportes

En riesgos «Ciudadela de la Paz» por negligencia de Corvivienda

Por Lucio Torres
Comparte este artículo:
Sandra Gómez, Presidenta de Findeter debe prender las alertas con la «Ciudadela de la Paz». No le suceda lo mismo que con Transcaribe.

El socio constructor del proyecto de vivienda popular «Ciudadela de la Paz», Unión Temporal Cartagena de Indias 2018, le advirtió al gerente de Corvivienda, Néstor Castro, y al alcalde distrital el grave riesgo de parálisis de esa iniciativa. Son cinco hechos que amenazan la continuidad del proyecto dejado por la administración anterior para resolverle la situación de vivienda a 1.800 familias. 

Esta administración de William Dau miente con mucha facilidad. Tantas veces que uno como periodista entra en conflicto ético de saber que la información entregada a la opinión pública termina siendo falsa.

Como lo analizamos en informes periodísticos anteriores, en el 2020 Corvivienda se gastó $5.400 millones en ordenes de prestación de servicios (OPS) sin haber construido una sola vivienda. Tampoco escrituraron un predio ni tramitaron un solo subsidio. Pero en la rendición de cuenta anuncian cosas que no hicieron.

Se gastaron ese dinero para una burocracia ociosa. Es una infamia cuando en la ciudad hay un déficit cuantitativo de más de 60 mil viviendas.

La falsedad sobre la «Ciudadela de la Paz»

En febrero 2021, con bombos y platillos, anunció que el 71,5% de la «Ciudadela de la Paz» estaba listo. Pero no ha hecho nada para terminarla.

Para este año tienen previsto en funcionamiento $11.400 millones. La mitad de ese dinero es en OPS. Tienen en la burocracia de OPS con los mismos «malandrines» de siempre. O sea, es la continuidad de lo que sucedió el año pasado. Y como van las cosas, ni siquiera podrían entregar el proyecto «Ciudadela de la Paz».  El mundo al revés. Pero hay gentes que todavía no se da cuenta de que la anticorrupción de esta administración es para esconder su verdadera esencia.

Contrario a lo que el gerente de Corvivienda le dice a los medios de prensa locales y nacionales, el proyecto «Ciudadela de la Paz» está en peligro de continuidad. 

El 26 de febrero 2020, después del Comité de Obra con el constructor, Findeter y la Fiduciaria, el gerente de Corvivienda anunció que el proyecto se había ejecutado en un 71,5% y que muy pronto se entregaría a los beneficiarios.  Néstor Castro Castañeda dijo que, con su equipo técnico, jurídico, financiero y social, «revisó cada uno de los cronogramas previstos». Pero todo fue una farsa. ¿Por qué?

La advertencia sobre la «Ciudadela de la Paz»

En una comunicación que conoce el alcalde William Dau Chamat, el Ministerio de Vivienda y Findeter, se advierte de cinco alertas que por negligencia la gerencia de Corvivienda no ha resuelto.

La comunicación —que tiene la firma del representante legal de la Unión Temporal, Gerardo Calderón— hace una salvedad antes de presentarles las cinco alertas. 

«Es nuestra obligación como Socio Constructor manifestar nuestra preocupación y alertar sobre los riesgos que comprometan el éxito del proyecto, nuestra UNIÓN TEMPORAL es en cualquier escenario una asociación colaborativa y NO una relación de Contratante y Contratista».

Pero el Distrito y, particularmente Corvivienda, no han tomado los correctivos necesarios. Ante esta situación, el socio constructor dio cuenta de esta negligencia a los demás socios. Esto es, Findeter y el Ministerio de Vivienda.

Los riesgos de la «Ciudadela de la Paz»

Sandra Gómez, presidenta de Findeter le espera un chicharrón con la «Ciudadela de la Paz».

Fueron cinco (5) riesgos identificados por el Constructor. Riesgos que tienen su origen en la negligencia y desgreño administrativo que impera en casi todas las dependencias e instituciones del Distrito. Tal es el caso de Transcaribe, Corvivienda, IPCC, etc. 

Las alertas presentadas por el constructor pueden resolverse desde la elaboración de un comunicado a las entidades socias hasta acometer acciones específicas. Pero todas son fáciles de ejecutar.

Primera alerta: sin un comunicado

El  28 de febrero del 2021, luego del Comité de Obra, Corvivienda adquirió el compromiso remitir un comunicado al Comité Fiduciario y a la supervisión de FINDETER.  Hasta ahora no lo ha elaborado. Debía señalar que las viviendas construidas cumplen con todas las especificaciones exigidas, lo cual fue aprobado en esa reunión.

Ese comunicado es fundamental para que sean certificadas y  avalen  sus condiciones técnicas de una vivienda VIP. El objetivo de este oficio, según lo acordado en el comité, es que se reconozcan las diferencias expuestas en el comunicado COR-006-2021 radicado en Corvivienda el 19 de febrero de 2021 por Findeter y el Comité Fiduciario.

El constructor señala:

«Debe recordarse que la respuesta a esta solicitud pendiente de proyectar es determinante para la continuidad de la ejecución de las viviendas. (También), la terminación de la etapa de acabados de los apartamentos listos para entregar, la expedición de los certificados de existencia. (Igualmente) para el inicio del proceso de movilización de los recursos de los subsidios del gobierno nacional, la entrega de la primera parte de las viviendas y es crucial para mantener el flujo de caja en la obra».

Segundo peligro, sin RPH

En esa misma reunión la Dirección Técnica de Corvivienda manifestó que recibieron una solicitud de la Secretaría de Educación para la construcción de una institución educativa en esa área. Sin embargo, Corvivienda no ha presentado la documentación requerida. Esto es, modificación de licencias para la creación del RPH

El 1 de marzo del 2021 el constructor le envió a Corvivienda el proyecto de minuta para la Escritura de Urbanismo del Proyecto, incluyó los ajustes solicitados por el equipo de CORVIVIENDA, es decir, el colegio y otros.  Hasta ahora el gerente Néstor Castro Castañeda no ha respondido.

La importancia del Reglamento de Propiedad Horizontal del proyecto permite que al momento de la adjudicación los beneficiarios deben tener la escritura y los registros inmobiliarios de las viviendas adjudicadas. ¿Cuántos proyectos de Corvivienda carecen de escrituras y registros? Son varios proyectos donde los beneficiarios no tienen escritura ni registro de su propiedad.

«(…) gustosamente estamos impulsando con el único objetivo de garantizar la escrituración y registro de las viviendas que construimos. (Este es) un  requisito sin el cual no se puede dar la entrega final de las viviendas y la movilización parcial y total de los recursos de cierre del proyecto». 

Conclusión

Solo hemos mencionado dos de los cinco hechos que ponen en peligro la continuidad del proyecto «Ciudadela de la Paz». Si no realizan esas dos alertas, el proyecto sufriría un traumatismo irreparable. ¿Ocurrirá lo mismo que está sucediendo con  Transcaribe?

Te puede interesar:

Por corrupción, piden suspender al gerente de Corvivienda (II)

¡Corrupción en Corvivienda! Cartagena va pa’trás (I)

Comparte este artículo: