José Ramón Ramos:soy un apasionado de la enseñanza

José Ramón Ramos y sus grandes ejemplares

José Ramón Ramos y sus grandes ejemplares

José Ramón Ramos, como buen caraqueño, nace en la Maternidad Concepción Palacios, criado en la parroquia San Juan, Caracas Venezuela, es educador, escritor, fotógrafo, escalador y experto en artes marciales.

Con esas actividades transcurre su día a día. «Soy un apasionado de la enseñanza, de aprender y del conocimiento para poder avanzar».

                                            Una vida sumergida en un pentágono de pasiones

José Ramón Ramos,  fusiona su vida simultáneamente al arte de la fotografía, la literatura, la educación, el montañismo y las artes marciales.

No se considera escritor ducho, pero ha escrito y publicado varios artículos y el libro Fugas desde Caracas. Además, tiene en maqueta los ejemplares El Águila Harpía y La Madre Ceiba, en fase de terminación tiene su próximo libro titulado «Te regalos mis años».

«(Risas) Yo, en principio no me considero escritor, aunque haya escrito y publicado algunos textos y libros. Tengo un amigo cuyo nombre es José Antonio Vásquez, quien en una ocasión leyó varios de mis escritos y dijo muy emocionado, ¡oye, esto  está para escribirlo! al pasar el tiempo le tomé la palabra y reuní todo ese material y se los mostraba a mis demás compañeros y vi que gustaban. Así comencé a motivarme en esta actividad. Pero más que todo por dejar algo por comunicar, es una pasión que nació en mí»

                                                          Inicios en la literatura

José Ramón, manifestó que sus inicios como tal en la literatura, comenzó recopilando información que tomó de los periódicos, revistas y en otros elementos que les sirviera en su investigación sobre las artes marciales y el montañismo, a nivel médico, pero enfocado en la medicina deportiva. Al ver que  que en esas disciplinas existían algunas figuras de manera empírica, luego le da forma y publica el ejemplar con el  nombre  de Medicina Deportiva.

«Con este estudio que realice por mi cuenta, tuve la oportunidad de argumentar de manera científica, aspectos que para el momento eran así porque sí. También tuve la posibilidad de refutar aquellas cosas que no me parecían  del todo bien elaboradas, pero lo hacía con base»

                                          Con respecto al libro Fugas desde Caracas

Nos comentó que Fugas desde Caracas, es la unión de cuatro relatos, que había escrito por separados, tres basados en la vida real y uno producto de la imaginación…

En unos de los capítulos titulado Camino a Santiago, donde se relatan pensamientos, hubo un hecho que lo marcó en su vida privada.

«En el capitulo Camino a Santiago, recuerdo y relato el momento que nació mi hija, quien nace con una mal formación en sus piernas, ese fue el golpe más grande de mi vida, al ver a mi niña en ese estado. Entonces, comencé a formularme una serie de preguntas ¿Por Qué eso me me pasó a mi? ¿Qué hice mal? claro estaba confundido con esa sorpresa del caso.  Creo que al papel le llegarían algunas lágrimas«

                                                            Su rol como fotógrafo

Su rol como fotógrafo lo inicia simultáneamente con el montañismo, porque según, necesitaba mostrarle a sus padres dónde se encontraba.

«En la fotografía he encontrado la verdadera fuente de mi inspiración para escribir y contar hechos desde lo más elemental. Comencé con una cámara de rollo, que era propiedad de mi padre. Viene a mi mente un hecho jocoso con ese aparato, después de haber tomado una sección de fotos, no lo retrocedí, y cuando voy a revelar la cinta,  el señor me dijo con voz enérgica, ¡hijo este rollo está velado! al cual respondí  ¿Qué es velado? pero hubo otro hecho que como venezolano me ha perturbado por mucho tiempo, al tener la dura experiencia de enfocar con mi lente a un joven desangrándose en el piso, durante una manifestación».

                                                              Visión sobre su país

Ramos, relata que añora muchas cosas de su Caracas y del resto del país, por todos los acontecimientos políticos, económicos y sociales acontecidos. En este sentido, expresa que tiene mucho material fotográfico para escribir un libro.

«Considero que unos de los aspectos que han marcado está situación en mi país, es la falta de visión sobre el tema de la política, nos hemos apartado de ella y eso es un error. Porque al ejercer el derecho al voto, estamos dando paso a gente que no tiene ninguna preparación para dirigir un cargo público. Amo a mi Caracas, amo a mi país, no me veo haciendo política, pero escribiendo sobre mi tierra, si… ya que existen muchos elementos para ello».

                                                El autor en su núcleo familiar

Cuando se le pregunto ¿Cómo es la vida de Ramos en familia? sonrió mucho, luego expresó que su hija lo catalogaba como insoportable.

«Existen momentos buenos y malos, pero más buenos que malos, me gustan los detalles, las perfecciones, somos una familia normal. Tengo dos hijos, hembra, varón y una excelente esposa. Creo que no lo hemos hecho del todo mal como grupo familiar. Soy muy echador de broma (juguetón) y por eso mi hija me dice que soy insoportable».

josé Ramón Ramos, experto en artes marciales en esta disciplina ha encontrado crecimiento espiritual

Como educador, siente y percibe un retroceso en la educación venezolana, Lo ha comprobado al observar la calidad de preparación de cientos de profesionales, a quienes ha tenido la oportunidad de entrevistar laboralmente. Para Ramos, el «tiempo es el regalo más preciado que tenemos».

                                                          Su relación con Dios.

Al escuchar la pregunta que si creía en Dios, frunció el ceño, y volvió a sonreír.

«No creo en ese Dios, maquillado, que nos han inculcado, ese hombre con rostro barbudo y de pasó actor de cine. Creo en esa energía universal, que aún desconocemos mucho de ella, pero que nos rige. Para mi, la mejor religión es ser buena persona. Creo que nosotros somos nuestro propio Dios, y nuestro propio diablo».

Al finalizar apuntó que «como humano no lo sabemos todo, el éxito más grande es ser feliz y darle felicidad a los demás».

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir.

Sobre el Autor

Avatar