Pumarejo, Rey Momo del Carnaval de la Contratación: $44 mil millones en imagen

Jaime Pumarejo, alcalde de Barranquilla, el Rey Momo del Carnaval de la Contratación. Cortesía.

Jaime Pumarejo Heinz, alcalde de Barranquilla —siguiendo los pasos de su antecesor Alex Char— se convirtió en el Rey Momo del Carnaval de la Contratación Innecesaria. En el primer trimestre del 2020 adjudicó $44 mil millones para marketing, relaciones públicas, publicidad. Mientras miles de barranquilleros padecen hambre en los barrios populares de La Arenosa por la emergencia del Covid—19 y porque le entregan unos mercados tumbapobres.

Lo triste de todo, es que los contratistas son los mismos que durante las últimas administraciones de los Char vienen chupando esa teta millonaria. Los grandes medios de comunicación nacionales y locales se abstienen de cuestionar el Carnaval de la Contratación Innecesaria, ya que reciben una parte de la repartija.

Ese dinero es para sostener un plan de medios muy costoso. De igual manera, la imagen corporativa, las relaciones públicas, sobornar medios de comunicación, mantener actividades innecesarias que no contribuyen al interés general. Pero son efectivas para la buena imagen del Rey Momo, un gris gobernante que quiere ejercer el control ideológico dominante de su antecesor Alejandro Char.

El Carnaval de la Contratación

Entre tanto, Jaime Pumarejo, el Rey Momo de este Carnaval de la Contratación Innecesaria, recorta los recursos que deben ser invertidos para atender la pandemia del Covid—19. Es escasa la ayuda social a los más necesitados que están sin recibir ingresos, como taxistas, rebuscadores independientes, peluqueros, minuteros, mototaxistas, vendedores ambulantes, vendedores estacionarios, etc.

Lo grave de todo es que lo contratado no es necesario para este estado de cosas que se vive en el país y, en especial en Barranquilla. Las actividades contratadas contrarían la cuarentena decretada por la emergencia del Covid—19. O sea, que son contratos irrealizables por sustracción de materia.

La denuncia la presentó ­con documentos en manos— el concejal Antonio Bohórquez, quien dialogó con www.voxpopuli.digital .Consideró que la Contraloría, la Procuraduría y la Fiscalía deben investigar la suerte de estos contratos. (Vea el video).

El Rey Momo del Carnaval de la Contratación sigue su camino de despilfarro presupuestal, mientras media ciudad aguanta hambre. Los mercados tumbapobres que reparten son un negocio para sus proveedores, pero es una tumbada para los barranquilleros.

Te puede interesar

Gobernador Caicedo codo a codo con los alcaldes del Magdalena pese a rifirrafe

La cloaca del poder, Aida y un nuevo amanecer (I)

Compartir.

Sobre el Autor

Avatar