S23 entre rumba y ayuda humanitaria

El mundo en suspenso por el desenlace en Frontera

El sábado 23 de febrero es el día más anhelado por los venezolanos  y para el resto del mundo, representa para muchos el fin de una pesadilla o la continuidad de otra,  que tiene alrededor de  30 millones de habitantes sucumbidos en la desesperación.

La ayuda humanitaria, que pretende introducir a Venezuela, el presidente interino Juan Guaidó, se ha convertido en una verdadera incertidumbre, por un lado, Nicolas Maduro, presidente de Venezuela, sobre quien pesa un ola de rechazos por la comunidad internacional, ha plateado la negativa de no dejar pasar la ayuda humanitaria, por considerarla una amenaza para su gobierno y al pueblo venezolano.

El mandatario ha colocada una serie de obstáculos en la frontera colombo venezolana, que dificultaría  el traslado de la mercancía, otra acción del mandatario, es la realización de un «mega concierto«, en el lugar de los hechos, para la opinión de muchos, esta actividad musical, es un «saboteo más del gobierno oficialista«. Ya que coincide con otro concierto anunciado por varios artistas, en los predios colombianos, como motivación para el paso de los alimentos y medicamentos hacia el país petrolero. 

Más de 30 artistas fueron convocados para el concierto convocado por Maduro, previsto para este viernes, estarán ubicados sobre una tarima giratoria de 400 toneladas.

El concierto chavista, durará hasta el domingo, simultáneamente, al convocado por Richard Branson, ambos espectáculos se verán separados por un puente de 280 metros de largo, lleno de trancas que impiden cualquier paso vehicular y humano.

Lo irónico del gobierno chavista, es de dónde saco los recursos para pagarle a esos artistas, de igual modo,  para darse el lujo de decir que llevará medicinas y alimentos a los habitantes de Cúcuta, que según él, necesitan más ayuda que los propios venezolanos. Estas expresiones, se pueden tomar como una abierta ofensa a la inteligencia de todos.

Por su parte,  Branson, organizador del evento en el lado colombiano, contará con la presencia del británico  Peter Gabriel, los españoles Miguel Bosé y Alejandro Sanz, los colombianos Carlos Vives y Juanes, el puertoriqueño Luis Fonsi, el dominicano Juan Luis Guerra y los venezolanos José luis Rodríguez y Nacho.

¿quienes sufren?

Al parecer la ayuda humanitaria la han convertido en un show, antes los escenarios ya expuestos, entre rumbas y tanquetas, se encuentran desesperados millones de personas que necesitan con urgencias alimentos y medicamentos, para no morir de mengua. Una ciudadana venezolana recientemente comentaba que la Guardia Nacional Bolivariana venezolana, l había decomisado unos alimentos que adquirió  en Cucuta Colombia, que eran para el consumo de su familia y que si no los entregaba «me podrían meter presa por contrabando».

¿Hasta cuándo  la insensibilidad de los actores de seguridad venezolana y la represión en contra de su pueblo?.

El Grupo de Lima, se reunirá el próximo 25 de febrero en Bogotá, para realizar la evaluación relacionada a la jornada en la frontera colombo venezolana. En espera de los resultados,  se tomaran las medidas y decisiones necesarias a la crisis de gobernabilidad existente en Venezuela.

Los chinos entre un dilema.

El apoyo de la República China hacia el presidente Maduro, es evidente, debido a las múltiples deudas que sostiene Caracas con el gigante asiático. Según los analistas la cifra asciende a US$67.000 millones.

Habría que preguntarse ¿por qué China ha invertido tanto dinero en Venezuela?

para Carlos de Sousa, experto en América Latina  de análisis y pronósticos,  de la empresa de análisis Oxford Econimics, afirmó que tal decisión es estratégica.

«Siempre tuvo una visión de largo plazo en relación a Venezuela, siendo este el país con mayores reservas de petróleo del mundo, tenía sentido invertir en él para asegurarse una fuente de petróleo, que es necesario para su crecimiento«, dijo Sousa.

Por otro lado, se especula que los chinos se encuentran en un dilema, porque se rumora que los pagos se han retrasados y temen que de presentarse un conflicto sus intereses estarían en vilo. A pesar de que Guaidó,  anunciara a principios de febrero a un diario chino «todos los acuerdos que se hayan firmado con China siguiendo la ley serán respetados».

Por su parte, Rusia, que también tiene considerables intereses en Venezuela, asimismo, prepara su artillería en apoyo a Maduro para no perder su inversión. 

 

 

Compartir.

Sobre el Autor

Avatar