Alex Saab, sometido a juicio en Estados Unidos y Colombia.

Alex Naim Saab Morán, después de aquel día de 2011 cuando fue presentado como un empresario exitoso en una ceremonia binacional de Colombia y Venezuela, nunca se imaginó que 10 años más tarde estuviera en el banco de los acusados.  Hoy, se enfrenta a dos juicios simultáneos. Uno en Estados Unidos que lo inició el pasado 18 de octubre. El otro en su país natal que se inició hoy en la modalidad virtual. En Colombia fue llamado a juicio de extinción de dominio contra sus bienes tomados por la Fiscalía. 

La Fiscalía colombiana lo acusa de estafa y lavado de activos. En la audiencia de hoy su abogado Camilo Bocanegra hizo la intervención de rigor. Expuso su teoría del caso.  Por su parte, la Fiscalía presentó como primer testigo al patrullero Alex Salazar encargado de monitorear los seguimientos a de la empresa Shartex de Alex Saab en Barranquilla.

La audiencia, presidida por el juez Especializado, fue suspendida por problemas técnicos. La segunda sesión fue convocada para el 23 de noviembre. De igual manera, la fiscal interrogó al patrullero Alex Salazar pero no se pudo continuar debido a inconvenientes tecnológicos. La fiscal de la Dirección Especializada de Lavado de Activos señaló que Saab Morán, como representante legal, miembro de la junta directiva y accionista de la empresa Shatex S.A.: 

“Habría acudido a múltiples maniobras para evadir responsabilidades tributarias y aduaneras, y dar apariencia de legalidad a un esquema irregular de exportaciones e importaciones”.

Fiscalía Especializada
En Colombia se inició hoy el juicio contra Alex Saab.

Según había informado la Fiscalía, los bienes afectados con las medidas de suspensión del poder dispositivo, embargo y secuestro corresponden a 2 inmuebles, 3 sociedades (Promotora Dubera SAS, HSC Capital SAS y Golden Sun Trading Colombia SAS) y una motocicleta Harley Davidson. Se incluye a Sahtex S.A.

Uno de los inmuebles está en Cartagena de Indias. Los peritos lo avaluaron en $2 mil millones. De igual manera, la Fiscalía tomó posesión de la Promotora Dubera SAS, avaluada en $35 mil millones. La empresa estaba constituida por personas cercanas a Saab. Según el decir del ente acusador, era utilizada para el lavado de activos de una organización delictiva.