La vicepresidenta Marta Lucía Ramírez tomando la palabra. En la mesa, (izq. a derecha) Juan Pablo Vélez, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio, el gobernador de Bolívar, Vicente Blel Escaf y el presidente ejecutivo de la ANI, Manuel Felipe Gutérrez Torres.

Los prepliegos de la APP Canal del Dique fueron socializados por la vicepresidenta de la república Marta Lucía Ramírez sin la presencia de alcaldes ni comunidades. El único mandatario que asistió fue el gobernador de Bolívar, Vicente Blel Escaf. Pero sí estuvieron los representantes de lo más granado de las élites sociales y económicas de Cartagena. Allí vimos a Fernando Araújo Perdomo, capitán Alfonso Salas y el presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio Juan Pablo Vélez Castellanos,

Observamos a Sheyla Palacio Martínez, asistente ejecutiva de presidencia dela Cámara de Comercio, haciendo el filtro para el ingreso al salón Barahona del Centro de Convenciones. Fueron invitados personajes del mundo empresarial y gremial de la ciudad, entre ellos el gerente de la Sociedad Portuaria, Capitán Alfonso Salas, el empresario Fernando Araújo Perdomo, Silvana Giamo. Ningún alcalde de los 19 municipios fue invitado. Mucho menos los representantes de 60 comunidades afros e indígenas del Canal del Dique.

APP Canal del Dique excluye a 30 comunidades

Observamos que ni los alcaldes ni las comunidades asistieron. Parece que la APP Canal del Dique excluye a 30 comunidades. Algo paradójico, mientras la vicepresidenta Marta Lucía habla de que el proyecto va a beneficiar a 1.5 millones de personas, especialmente a los más miserables, en el evento solo asistieron lo granado mundo empresaria.  Vimos representantes de las élites sociales y económicas de Cartagena asociadas a sus pares bogotanas y antioqueñas

La vicepresidenta de la república, Martha Lucía Ramírez, no respondió las preguntas de VoxPopuli Digital sobre la exclusión de 30 comunidades afros e indígenas, Estas serán seriamente afectadas por el macroproyecto Restauración de los Ecosistemas Degradados Canal del Dique.  El discurso de Ramírez dice que el proyecto combate la miseria de esas comunidades. Pero de las 60 comunidades solo le están haciendo una caricatura de consulta previa en 14 de ellas y las otras dos fueron incluidas por orden de tutela. ¿Qué pasa con el resto?

Si son 60 comunidades las afectadas, ¿por qué solo están haciendo consultas para 16 que entraron por tutela?. Ramírez asistió a la socialización de los prepliegos que estarán colgados hasta el 22 de enero de 2022 para las observaciones del caso. 

Marta Lucía no supo

La respuesta de la vicepresidenta no solo fue simplista sino demagógica. Ramírez le dijo a los medios de comunicación que iban a sacar de la pobreza a toda esas poblaciones del Canal del Dique. Las fuentes de trabajo que generará el proyecto permitirá llevar prosperidad. Que la consulta previa genera demora. Que ya llevan 3 años en ese proceso del proyecto. Que todas las comunidades del Canal del Dique se beneficiarán por igual. Que no hay perjuicio de ninguna clase. Todo es béfico. ¿Y los perjuicios?

Blel, el único mandatario

Solo Vicente Blel Escaf, gobernador de Bolívar, estuvo presente. No asistieron ni la gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera de la Espriella, ni el gobernador de Sucre, Héctor Olimpo Espinosa. Ninguno de los 19 municipios cuyos territorios se verán impactado positiva o negativamente para el proyecto, asistieron.

En el día de hoy participaron en el acto de socialización, celebrado en Centro de Convenciones de Cartagena de Indias, además de la vicepresidenta, el presidente de la ANI Manuel Felipe Gutiérrez Torres, el gerente del proyecto Francisco Gómez Jiménez, el gobernador de Bolívar, Vicente Blel Escaf, el presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Cartagena, Juan Pablo Vélez Castellanos, entre otros. 

Paradoja: se socializó el prepliego que afectará a un millón y medio de personas que viven en condiciones precarias, pero ninguna comunidad estuvo presente. ¿Qué pasará cuando el proyecto se ejecute y entre a funcionar? ¿Quiénes se beneficiarán? ¿Será un negocio de la élite bogotana en complicidad con las élites cartageneras?