Fiscalía le dio la razón a María Paulina: Silvia Gette asesinó a su esposo

Silvia Gette y aquellos viejos tiempos de la rectoría imperial. Cortesía.

Para la Fiscalía General de la Nación, la exrectora de la Universidad Autónoma del Caribe, Silvia Gette de Ceballos, se unió a los paramilitares para cometer varios crímenes. Entre ellos, el asesinato del esposo de su hijastra María Paulina Ceballos, el arquitecto y ganadero Fernando César Cepeda Vargas. Los hechos sucedieron en Barranquilla el 22 de agosto de 2003.

El crimen quedó esclarecido, según la Fiscalía. También el hecho de que María Paulina Ceballos, hija de Mario Ceballos, el otrora rector y fundador de la Universidad Autónoma del Caribe, fue víctima del complot organizado por su madrastra. Toda una trama del crimen por el poder.

Silvia Gette acusada de homicidio agravado

Asimismo determinó que la exvedette de Pepe Bronce debe asumir el juicio en la cárcel, ya que calificó el crimen de agravado. Por lo cual, si es condenada, podría estar purgando una pena de 40 años. Se convertiría en cadena perpetua, pues la Gette tiene 69 años de edad.

Con la resolución de acusación contra Silvia Gette, María Paulina Ceballos recibe dos importantes noticias este año. La primera fue cuando el juez 30 penal de conocimiento de Bogotá la absolvió por la muerte de su esposo Fernando Cepeda. La sentencia aseguró que ella fue víctima de un complot orquestado por investigadores del CTI y de su madrastra, Silvia Gette Ponce, quien ahora fue incriminada por este homicidio agravado.

Quiere decir que el crimen está esclarecido, según los investigadores. La determinadora del homicidio, de acuerdo a la Fiscalía, es la exrectora Silvia Gette Ponce. Se le derrumbó el imperio que había comenzado a construir cuando se casó con Mario Ceballos, el principal socio de la Universidad Autónoma del Caribe. Ceballos se enamoró de la vedette cuando la vio bailar en la compañía de baile de Pepe Bronce.

Lo que dice la Fiscalía

El arquitecto y ganadero Fernando Cepeda tenía un importante rol dentro de la Autónoma del Caribe, pero debido al paulatino crecimiento del poder de la Gette, fue desplazado. Se presentaron fuertes diferencias entre la familia Cepeda Ceballos y la exrectora. Ante esta situación, según la Fiscalía, Silvia Gette instrumentalizó a los los jefes paramiliates de «Jorge 40» para asesinar a Cepeda Vargas.

Esto dice la Fiscalía:

«De acuerdo con los testimonios recopilados en la investigación, (Silvia) Gette Ponce tenía una supuesta diferencia personal con el ganadero y habría pagado una alta suma de dinero a jefes del Bloque Norte de las extintas autodefensas para que lo asesinaran. Esta versión fue reafirmada por varios postulados a Justicia y Paz, entre ellos, Edgar Ignacio Fierro, alias Don Antonio, entonces cabecilla del Frente José Pablo Díaz de las AUC, estructura que ejecutó el crimen».

La ambición es buena. Pero la ambición individual sin límites puede llevar al ser humano a cometer actos inhumanos. Esta podría ser la lección sufrida por Silvia Gette Ponce.

Ya lo dijimos. Este año ha padecido varias noticias negativas: la reducción de su abultada pensión de $96 millones a la mitad, la absolución de María Paulina, la condena de la investigadora del CTI a quien le dio $80 millones para incriminar a su hijastra por el crimen de Fernando Cepeda. Y ahora, el llamamiento a juicio de Silvia Gette donde seguramente le espera una condena de 40 años. ¿Por qué? Los hechos están probados.

Compartir.

Sobre el Autor

Avatar