logo Vox populi voxpopuli.digital
Análisis Opinión Mi Ciudad Mi País Crónica

Los que «abudinearon» el contrato de MinTic permanecen ocultos (III)

Por Lucio Torres
Comparte este artículo:
Karen y Adriana son «uña y mugre» desde la Barranquilla de Alex Char. Ahora se declararán víctimas ante la Fiscalía./MinTic.

Los que «abudinearon» el contrato No 1043 de diciembre de 2020 por valor de $1.07 billones de MinTic —hasta ahora— permanecen a salvos. Están ocultos. Todo hace indicar que los primeros que han caído o han dado la cara solo son testaferros o piezas usadas en el entramado del denominado Cartel del Suero. Emilio Tapia Aldana, Luis Fernando Duque (representante legal Centros Poblados, y Juan José Laverde (representante de Rave Seguros)  no son todos los que son. Ellos recibieron la medida de aseguramiento intramural por parte del Juez 53 de garantías.

Las primeras detenciones son parte del sainete. Con seguridad, algunos de ellos son «chivos expiatorios». Son distractores de los medios de prensa, las redes sociales y de la opinión pública. Pero le permitirá a la Fiscalía y al presidente Iván Duque sacar pecho frente a un descarado contrato que solo buscaba sacar al exterior aproximadamente el 50% de su valor total. De esta manera todo volverá a la «nueva normalidad».

Abudinen ¿víctima?

Como lo dijimos en la primera entrega, la estrategia de presidencia y del mismo ministerio es convertirse en víctima. Todas las aguas sucias van para los que están capturados. Al principio, Emilio Tapia buscó la manera que los primeros detenidos se declararan responsables. Y allí se detuviera el proceso. Pero ellos se convirtieron en aliados de la Fiscalía. Jorge Molina y Juan Carlos Cáceres pasaron a ser testigos contra Tapia y Duque y Laverde. Éstos, a su vez, tendrán oportunidad de delatar a los otros compinches que están ocultos. Y son más altos que ellos.

Empecemos por prestarle atención a la compulsa de copia que el Juez 53 de garantías le hizo a la Fiscalía sobre la responsabilidad de la Secretaria General de MinTic, Adriana Vanessa Meza Consuegra y de la jefe de Contratación, Sandra Orjuela Méndez, tuvieron para dejar pasar la falsedad de las garantías y de las pólizas de seriedad de la propuesta y, luego, de garantía del buen manejo del anticipo.

Por otra parte, debemos decir que la prensa y los organismos de control se han enfocado solamente en el contrato con Centros Poblados. Pero es menester decir, que el otro contrato para la zona A fue adjudicado a la multinacional Claro, de Carlos Slim. El objetivo es instalar 6 mil puntos de Internet. Centros Poblados ofrecía más de 7 mil. El parlamentario Jorge Alberto Gómez denunció que a mayo de 2020, Claro no había instalado el 21% de los puntos a que se había comprometido. Por supuesto, Claro manifestó lo contrario. ¿Por qué no le han aplicado la cláusula penal de incumplimiento? ¿Por qué los grandes medios de han callado?

¿Quién es el dueño del contrato de $1.07 MinTic?

El senador Mauricio Gómez Amín deberá responder sobre su apoyo político a Iván Mantilla. Aquí aparece junto con el exgobernador del Atlántico, Eduardo Verano de la Rosa y el expresidente César Gaviria./Instagram.

En la primera entrega de este seriado, dijimos que Karen Abudinen Abuchaibe e Iván Mantilla Gaviria —los autores materiales del contrato No 1043/20 podrían estar conectados con el  Cartel del Suero. ¿En dónde reside el punto de entronque? Barranquilla. Si vinculan al equipo de confianza de Karen Abudinen, como en efecto fueron vinculadas, podrían encontrarse algunos detalles sorprendentes. Ello indicaría que el contrato estaba teledirigido a los contratistas corruptos que ahora están tras reja.

Ninguno de los senadores y representantes del Atlántico funciona por fuera del monopolio del poder político—económico de Barranquilla que ejerce el dúo Daes Abuchaibe—Char Abdala. Toda la bancada del congreso de Barranquilla es controlada por ese dúo.  No importa si son liberales, conservadores o de Cambio Radical. Incluso, el novicio senador del Partido Liberal Mauricio Gómez Amí.

El senador Mauricio Gómez Amín, según fuentes allegadas a MinTic y reveladas a Blu Radio, fue quien recomendó a Iván Mantilla Gaviria en la Dirección Nacional de Planeación—DNP. Y cuando entró Sylvia Constaín, ella lo posesionó como Viceministro de Conectividad y Digitalización de Mintic. Mantilla podría responder algunas preguntas que hoy debería hacerse el fiscal Gabriel Jaimes, quien investiga a la exministra Karen Abudinen Abuchaibe.

Se ha conocido que el senador Armando Benedetti fue uno de los cinco senadores que estuvieron haciendo lobby para que no le declararan nulidad al contra de Centros Poblados.

El equipo de confianza de Karen Abudinen

Adriana Vanessa Meza Consuegra, la mujer de confianza de la exministra Karen Abudinen Abuchaibe. Ella dejó pasar la falsa póliza de seriedad de la propuesta de Centros Poblados, probablemente para justificar que fueron engañadas.

Como se sabe, cada torero trae su propia cuadrilla. Así lo hizo Abudinen Abuchaibe. Se llevó a Adriana Vanessa Meza Consuegra, quien ya era asesora de Mintic grado 18. Era como una especie de avanzada de Karen. El 1 de junio de 2020 tomó posesión como Secretaria General del ministerio. Dentro de su currículum, podemos señalar, además: asesora de Presidencia de la República, asesora de Abudinen en el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y en la Alcaldía de Barranquilla. Ellas dos trabajan en llavería (en acuerdo) desde la época de Barranquilla. Adriana Meza la acompañó cuando fue directora de Primera Infancia del ICBF. Aquí implantaron este mismo modelo de contratación para adjudicar directa y anualmente $16 billones. O sea, como decimos en la costa Caribe, ellas dos son «uña y mugre» de viejas andanzas.

Sandra Orjuela Méndez, subdirectora de Gestión Contractual de MinTIC, desde el punto de vista de su misión, no cumplió con su responsabilidad de seguimiento en la etapa precontractual. Pudo incurrir inicialmente en una falta disciplinaria al habilitar, mediante evaluación jurídica, la propuesta de Centros Poblados. 

Estas dos mujeres, del equipo de confianza de Karen Abudinen, están cobijadas junto al supervisor del contrato, Camilo Alberto Jiménez Santofimio, director Infraestructura, en un proceso de responsabilidad fiscal que adelanta la Contraloría Delegada para Asuntos intersectoriales. Este proceso fue asumido mediante el auto No 1288 del 13 de agosto 2021

Es decir, que el equipo de confianza de Karen tiene detrás tres procesos: fiscal, disciplinario y ahora penal con la compulsa que hizo el Juez 53 a la Fiscalía.

¿Y Mantilla?

Iván Mantilla Gaviria, exdirector de Conectividad y Digitalización, está callado. Se fue para Miami, dicen algunas fuentes. En febrero renunció y no se supo más de él. Pero debe guardar muchos secretos de los dos contratos, el de Centros Poblados y el que le adjudicaron a Claro. Todavía no lo han llamado.

Por otra parte, fuentes de la Dirección Nacional de Planeación—DNP y del Ministerio de la Información y las Comunicaciones—MinTic, manifestaron a medios de prensa que Iván Mantilla llegó a esos altos cargos del gobierno central por recomendación política del senador Gómez Amín. Mantilla es un experto en las nuevas tecnología. Por esta razón en la DNP fue el director de Desarrollo Digital y desde el 2018 pasó a ser Viceministro de Conectividad y Digitalización. 

En el DNP nació «la necesidad social» de desarrollar una campaña de conectividad dentro del plan de desarrollo nacional Pacto por Colombia del presidente Iván Duque Márquez. Una vez terminado de diseñar el plan, Sylvia Constaín, posesionó el 13 de agosto de 2018 a Iván Antonio Mantilla Gaviria como Viceministro de Conectividad y Digitalización. Cuando Abudinen llegó lo mantuvo hasta el pasado 4 de febrero, fecha en la cual presentó su renuncia. Su retiro fue sigiloso y por la orilla.

El eslabón perdido

¿Quiénes estaban detrás del programa de Conectividad? ¿Cómo y por qué lo diseñaron de esa forma que pudo permitir ese robo descarado de Centros Poblados? ¿Por qué Claro no ha tenido un adecuado seguimiento en la ejecución del contrato de la zona A?

El exviceministro Mantilla tiene una amplia trayectoria en el sector TIC: fue asesor de políticas en la Agencia Nacional del Espectro y Subdirector de Telecomunicaciones y Subdirector de Prospectiva Digital del DNP.  Dice su hoja de vida que se desempeñó como Ingeniero de Desarrollo en el Instituto de Aplicaciones de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones Avanzadas en la Comunidad Valenciana. Fue profesor de radiocomunicaciones, economía digital y de políticas TIC en la Universidad Politécnica de Valencia y la Universidad Externado de Colombia. Tiene más de 30 artículos científicos en su especialidad, según dice.

El proyecto de Centros Digitales, uno de los más importantes en la estrategia de Conectividad con Sentido del Gobierno Nacional, hace parte de las banderas del Gobierno. Se trata de  llevar internet gratis a miles de instituciones públicas en zonas rurales del país.

¿Tapia pez gordo o «chivo expiatorio»?

Para la Fiscalía, Tapia sería un articulador de todo el entramado y, si se destapa, probablemente se sabrían muchas verdades incómodas. Entre otras, la de los políticos involucrados en el escándalo. Pero no serán los únicos. Todo apunta a otros empresarios más poderosos, como en el caso de Reficar u Odebrecht.

Parece que el fiscal del proceso con los contratistas tiene corta vista. Solo le apunta a Tapia. Pero todo indica que el condenado contratista es un eslabón para llegar a los verdaderos dueños del billonario contrato.

«Usted, señor Tapia Aldana, era quien dirigía y tomaba las decisiones en esa unión temporal».

El fiscal en la audiencia de imputación de cargos.

La Fiscalía presentó dos testigos: Jorge Alfonso Molina García Mayorga, quien habría tramitado las pólizas falsas para el contrato, y Juan Carlos Ángel Cáceres Bayona, propietario de Novotic. Esta es una de las empresas que conformó la unión temporal. Según la Fiscalía, los dos hombres acudieron al ente investigador para señalar y aportar pruebas contra Laverde, Tapia y Duque, quienes ya están detrás de las rejas.

Esos testigos y las pruebas que presentaron bastó para que el Juez 53 de Garantías determinara mandar a la cárcel a Tapia, Laverde y Duque.

Tal como se puede ver, el entramado no puede terminar con la captura del ya condenado contratista Emilio Tapia. Apenas se comienza a vislumbrar una pista que nos debe llevar a los verdaderos dueños de esos contratos. Cuando se dice «dueño» es el que recibe la coima mayor a través de cuentas offshore en paraísos fiscales. Probablemente Tapia fue contratado por el «dueño» con el fin de que le hiciera la vuelta. El «dueño» está oculto. Probablemente está escondido detrás de esas firmas pantallas que participaron en ese entramado para quedarse con el contrato. Los demás son solo pagapatos.

Te puede interesar: 

¿Los bandidos están en MinTic o fuera? (II)

En clave de «abudinear», la verdad de los $70.000 millones (I)

Los 7 días que estremecieron a Tecnoglass en Nasdaq y Mintic

Comparte este artículo: