logo Vox populi voxpopuli.digital
Mi Ciudad Mi País Análisis Opinión Entrevista Nueva Generación Deportes

¿Se acabó el embrujo del alcalde malandro? (I)

Por Lucio Torres
Comparte este artículo:

¿Se acabó el embrujo del alcalde malandro? Diferentes voces disidentes de «Salvemos a Cartagena» se están escuchando desde su interior. Y apenas se cumplió un año del triunfo del hoy alcalde malandro, William Dau Chamat. La desilusión no se hizo esperar entre la gente que honestamente le acompañó. Pero estos hechos confirman lo informado, analizado e investigado por Vox Populi Digital: William Dau es un malandro disfrazado de anticorrupción.

Los cuestionamientos no vienen desde los denominados «malandrines». Por el contrario, son varios sectores que están denunciando sus actos de corrupción. También por haberse amangualado con dos sectores de la mafia política local: los Aráujo y los Char. Son críticas que marcan la decadencia de un efímero movimiento que tiene en su cabeza a un malandro disfrazado de alcalde.

Sorprendidos por el embrujo del alcalde

¿De qué se sorprenden que William Dau diga en un video que no conoce a Chulián Quiñones (Jackychul)? A ninguno de los que lucharon firmemente en «Salvemos a Cartagena» Dau lo va a reconocer. Él es un dictadorzuelo alimentado por el chisme de gente que lo manipula para sacar grandes contratos. Y esto se da porque, al parecer, sufre de Trastorno Histriónico de la Personalidad (THP). Una psicóloga o un psicólogo lo puede ayudar, pero también lo puede manipular.

¿Dónde está la verdad de la discusión entre Dau y Chulián? Sin duda, hay que creerle a Chulián. Dau es un mitómano consumado. Es una de las características de los que sufren THP. Y todo se está resquebrajando porque El Buitre sacó sus garras sobre el presupuesto de $1.8 billones en compañía de sus aliados los Araújo y los Char. La denuncia la hizo el concejal Javier Julio Bejarano.

El embrujo del alcalde…

No son cualquier «legaña de mico» los disidentes. Son representantes de sectores importantes de «Salvemos a Cartagena» que se están manifestando con mucho rigor en las redes sociales. El primero en hacerlo con claridad fue el novel concejal Javier Julio Bejarano. Posteriormente vino Chulián Quiñones, un activista anticorrupción que se encuentra en España.

Pero uno de los más fervientes y pintorescos seguidores de William Dau y que se mataba por su candidato y alcalde era Antonio Támara, autodenominado El Escribidor. Por esta razón, lo que ellos opinen será de mucha importancia para descorrerle el maquilla de señorito chismoso al alcalde malandro y a su banda.

Como Dau nos tiene acostumbrados con sus reculadas, ahora está tratando de salir de sus antiguos aliados que realmente tenían como objetivo la lucha contra la corrupción.  Pero el alcalde malandro y su hijo Abraham Dau solo buscaban plata. Y se aliaron con la peor mafia, la de extrema derecha. Dau embrujó a esos activistas anticorrupción con un discurso «anticorruptible».

Cuando el Reculador ganó, publicamos la crónica Un buitre de corto vuelo. Dau, alcalde electo. Derrotadas las maquinarias. Fue una reseña objetiva. Libre de sesgos. Pero pesimista, porque había investigado al personaje que se presentaba como la salvación de la ciudad. En uno de los apartes dije:

«Ganó Dau. Esa es la democracia. Pero en realidad tenemos a un hombre que vino hacer un negocio con la corrupción. Todos estamos indignados con la extremada corrupción y de alguna manera había que estremecer el cañaveral. De eso sí sabe Dau, buscar el dinero. ¿De dónde extrajo la plata para financiar su campaña? ¿Dinero colombiano o gringo? ¿Dinero legalizado? Dau tiene una obligación decirle a los cartageneros de dónde sacó tanto dinero».

Javier Julio Bejarano: «Dau, deja de pendejear»

En los tiempos del embrujo del alcalde. El concejal Javier Julio Bejarano con su ídolo anticorruptible, William Dau. La sonrisa de hipócrita del alcalde.

El Concejal de la coalición de izquierda que apoyó a William Dau abrió artillería contra el mandatario.

«Aunque vengan a atacarme los fanáticos, lo voy a decir: Que decepción al parecer el Alcalde William Dau va a utilizar los cuatro años para puro show mediático cada semana una pelea nueva y nada de ejecución y proyectos para solucionar los problemas de fondo de nuestra gente, ¡NADA!».

Y siguió su arremetida.

«Ya deja de PENDEJIAR EN REDES y dedícate a GOBERNAR. Dejo claro nunca he pedido OPS, ni soy MALANDRIN. Solo me duele ver como se pierde una oportunidad de transformar cosas, porque la Alcaldia se ha convertido en un espacio para el chisme. Porque no aclaras si estas trabajando de la mano con los Araujos, el Centro Democratico y los Char allí si guardas silencio».

El Escribidor: «Pa’ gaznatearlo»

El embrujo del alcalde. El Escribidor no resistió. ¿Qué lo hizo desembrujar? El maquillaje descorrido del malandro disfrazado de alcalde.

Como siempre, Dau respondió que él no gobierna con malandrines, ni con los Char. Ante ello, El Escribidor le mandó un dardo en la yugular:

«El Alcalde afirma que el no gobierna con nadie (sin partidos políticos) pero a mi me gusta debatir con pruebas y sin pasiones, relación Dau-Char, los funcionarios Sindry Camargo actual Gerente de Transcaribe (Trabajó en la Alcaldia de Barranquilla periodo Char- Transmetro), Janer Galvan actual Director del DATT (Trabajó en la Alcaldia Char en Movilidad), Luis Villadiego actual Secretario de Infraestructura (Trabajó como contratista de la Alcaldia Char con la empresa Lugsos la cual gerenciaba). Muchos de ellos han traído sus equipos de Barranquilla. (…) Si con pruebas me refutan esto yo borro mis publicaciones y pido disculpas. Posdata: Si estoy mintiendo y/o injuriando, pueden denunciarme».

Y El Escribidor, le dio otro latigazo al alcalde malandro.

«Dau se parece a Paniza, la panacea. Posiblemente ocurra la misma historia, también es vale de Rafael Vergara y familia de Araújo. Dau y su Comité de Aplausos me desprestigian y dicen que yo le pedí puesto.Yo quiero que Dau me lo diga en la cara pa’ gaznatearlo».

Chulián Quiñones y el embrujo del alcalde

Se terminó el embrujo del alcalde. Este es Chulián Quiñones, activista anticorrupción.

Es el ideólogo de un importante sector de «Salvemos a Cartagena». Fue pionero desde 2014 que crearon esa página. En 2004 propusimos Salvemos a Cartagena. Sugirió el nombre de David Múnera para la Secretaría del Interior. Dau se la había ofrecido a Chulián Quiñones, según fuentes muy cercanas. Por tanto, si Múnera tiene dignidad, deberá entregar su carta de renuncia esta semana.

«Yo hablo públicamente a nombre de nuestro movimiento social «CARTAGENA ES PRIMERO» y muchos otros pero me desmarco del que representa a Dau y con esto me desvinculo completamente de él. (…) No estoy de acuerdo con la cuna de malandrines que hay en la actual administración y a la que no represento. Ojalá el alcalde rectifique y sea consecuente con su discurso anticorrupción que prometió en campaña y no con lo que estamos viendo actualmente en el Palacio de la Aduana . (…) El pueblo está siendo traicionado y yo no quiero hacer parte de esa traición y por tal motivo dejo claro que no tengo nada que ver con Dau y que solamente nos unía la lucha anticorrupción que yo pensaba que era igual a la mía… pero no!».
Cuando Dau invitó a Lucio Torres (marzo de 2019) a una cena en Bocagrande para apoyarlo en su empeño por la alcaldía, le dije que no. Soy un investigador. Analizo. Y soy racional al momento de adoptar una posición política. No me equivoqué. El periodismo de investigación está para quitarle la máscara a corruptos como William Dau Chamat y su banda facinerosos que despedazan los $1.8 billones del presupuesto.

Te puede interesar

Comparte este artículo: