logo Vox populi voxpopuli.digital
Análisis Opinión Mi Ciudad Mi País Crónica

Un coronel como alcalde (e) y «la agenda oscura» en Nueva York

Por Lucio Torres
Comparte este artículo:
Un coronel, un alcalde en Nueva York con una falsa agenda. Laura Botet

La vida loca de esta alcaldía no tiene precedentes. Un coronel como alcalde (e) de Cartagena y un alcalde «loco» en Nueva York de viaje oficial sin agenda preestablecida, reflejan la decadencia de una ciudad que soporta todo? ¿Cuánto nos cuesta ese turismo de falsa gestión a los cartageneros? ¿Cuanto derroche de recursos mientras los niños se mueren de dengue. ¿Dau tendrá una agenda oculta en Nueva York?

Mientras tanto, el mismo William Dau dejó como alcalde encargado al coronel Luis Roa Merchán, secretario General. Es uno de los tres coroneles de la policía que tiene a su disposición. Roa Merchán es ficha política de Javier Cáceres Leal por la línea de Wilson Toncel, presidente del concejo. Este le dio la autorización para el viaje a los Estados Unidos.

La gira a Nueva York del alcalde William Dau Chamat con una «agenda especial» nos hace recordar los viajes a «eventos especiales» de los hermanos Moreno (Samuel e Iván) a Miami. En esta ciudad tenían seis (6) firmas fachadas donde recibían el valor de las coimas por el Carrusel de la Contratación. El mismo Emilio Tapia lo testificó. Se inventaban falsas agendas oficiales con el fin de entrevistarse con los contratistas corruptos para organizar sus fechorías contra el dinero público de los bogotanos. 

Los que viajaban a buscar las coimas de la corrupción

Samuel Moreno, exalcalde de Bogotá, también hacía sus viajes fantasmas a Estados Unidos. Allí recibía las coimas en dólares. Cortesía.

Recordemos que Samuel Moreno, exalcalde de Bogotá condenado por el Carrusel de la Contratación, tenía residencia en Miami y era ciudadano estadounidense. Se le facilitaba sus viajes que los disfrazaba con viajes oficiales u otras veces con vacaciones.

Los hermanos morenos tenían seis (6) empresas de fachada en Miami. Fueron constituidas en el Estado de la Florida (Estados Unidos) para beneficiar al exalcalde de Bogotá y al exsenador del Polo Democrático Iván Moreno. El dinero lo llevaron a cuentas offshore para desaparecerlo del radar de las autoridades colombianas.

Asimismo, el fiscal anticorrupción, Gustavo Moreno, condenado por corrupción, solía hacer viajes a Estados Unidos para asistir a «seminarios penales especiales». Era un parampam para recibir el dinero de los sobornos. En realidad, así justificaban los viajes para recibir las coimas que les entregaban los políticos corruptos que les pedía cesar los procesos penales contra ellos. La DEA persiguió al zar anticorrupción. Y luego lo pidieron en extradición donde fue condenado a 4 años de cárcel y al pago de una indemnización.

¿«La agenda oscura»? de William Dau

¿Quieres leer la agenda oscura de Dau?

Debemos también recordar que William Dau tiene una formación cultural que lo lleva al amor por el dinero. Fue criado en una familia (los Dau) con costumbres sirio—palestinas donde el dinero juega un papel preponderante. Tiene dos antecedentes oscuros como veedor «anticorrupción» antes de ser alcalde de Cartagena. 

Si hay alguien que no quiere ver esto, no lo culpo. Los seres humanos somos influidos de una u otra forma para no ver la verdad, lo que realmente sucede. ¿Cuánto ganó la sociedad cartagenera al poner al descubierto a un falso apóstol que se hacía rico con la mirada complaciente de la mayoría de la ciudad? 

Los periodistas de investigación —como los científicos—solemos buscar el fondo de todo. Por eso somos blancos de los tiranos que quieren mantener en la oscuridad al grueso de la sociedad. Nos pueden calumniar. Nos pueden amenazar. Pero jamás esconder la verdad. Tarde o temprano la verdad saldrá a flote.

Las 100 víctimas de Bocacanoa

Antes de 2004 era representante legal en un litigio de 100 víctimas del Club Bocacanoa del Sol que fueron estafadas por un empresario corrupto. Las víctimas lo acusaron de haberse vendido al corrupto, por lo cual dejó tirado el proceso para que la Fiscalía lo archivara. Después argumentó que mitad del expediente se perdió y embolató a las pobres víctimas.

Es un hecho que, después de 17 años, todavía las víctimas de Bocacanoa están esperando que se les resarza en sus derechos conculcados por el empresario corrupto con la complicidad de un abogado sinvergüenza y mentiroso como William Dau.

¿Dau se vendió al Banco Mundial?

El otro caso es más grave, por lo cual lo denuncié en la audiencia de revocatoria del 2 de febrero de 2021. Tomó el poder de cuatro comunidades negras del norte de Cartagena para representarlas en un litigio contra el Banco Mundial y Aguas de Barcelona por el caso del emisario submarino. Los Araújo estaban contra ese proyecto porque les contaminaría las playas del Hotel Las Américas. Dau era aliado de los Araújo.

Lograron que el emisario lo quitaran cerca de esas playas. Pero una vez trasladado fuera del perímetro de las playas de los Araújo, lo ubicaron cerca de las comunidades negras de Punta Canoa y Arroyo de las Canoas. Según algunas denuncias, Dau recibió ciertas dádivas en efectivo y otras en especies. Por eso apareció comprando unas acciones en Aguas de Cartagena y un puesto en Nueva York en el sistema financiero. 

Es así que William Dau se pasó por amenazado y pidió asilo en los Estados Unidos. No se conoce oficialmente la amenaza de muerte y ni siquiera hay una investigación sobre ese particular. Realmente Dau se fue porque, al parecer, negoció el litigio en detrimento de las comunidades negras.

El ya desaparecido veedor, Milciades Garcés dijo en alguna oportunidad que algunos veedores, entre ellos William Dau Chamat, recibieron cerca de un millón de dolares, cargos y acciones de Aguas de Cartagena para desistir de ese litigio que afectó la calidad de vida de las poblaciones afros de Punta Canoa, Arroyo de las Canoas, la Boquilla y Manzanillo.

¿«La agenda oscura» en Nueva York?

Regresemos al caso de ahora. Si uno lee con atención el oficio No 0113152—2021, mediante el cual el acalde solicitó permiso al concejo, no se encuentra anexa una agenda oficial del 11 al 20 de octubre de 2021 en Nueva York y Washington. Tampoco aparece en la «agenda» encuentros con representantes de organizaciones ni posible firmas de convenios de cooperación. Nada. Solo lugares comunes. Por ejemplo:

«Con el acostumbrado respeto me permito solicitar a la corporación que usted preside se sirva autorizar mi salida del país con destino a la ciudad desde Washington y New York en Estados Unidos de América por los días 11 al 20 de octubre del año en curso, en comisión de servicios con la finalidad de adelantar una agenda de reuniones que tienen, como propósito, el acercamiento con importantes actores, personalidades y organizaciones benefactoras, filántropos, miembros de organizaciones no gubernamentales, congresistas y funcionarios de alto rango del gobierno de los Estados Unidos».

Oficio No 0113152—2021

¿Agenda de reuniones? No aparece nombres de personas o instituciones. Ni fecha ni calendario. No hay cronograma. Lo curioso es que a tal solicitud, Dau le anexó una «agenda oficial de la comisión» de cuatro (4) puntos:  Corrupción, inversión, cambio climático y derechos étnicos. Un completo remedo de agenda, como casi todo lo del alcalde William Dau. Es la mentira revestida de verdad.

«La agenda oscura» oculta

Ana María González, es la «cerebro» de la UAC. Contratación del PAE, y muchos otros con la Bolsa Mercantil tiene una melaza que sola ella y Dau la saborean. El mayor logro de esta funcionaria fue ¡darle un contrato a Moca por $1.500 millones! para hacer una App sobre el Coronavirus que sirvió para nada. Cortesía.

Como se señaló, en ninguno de esos cuatro puntos aparece lugar, fecha, tema e interlocutores. Pura generalidades. Por ejemplo, el objetivo 1 de la agenda dice:

«Reflexionar conjuntamente sobre las estrategias de inversión de los cooperantes que ayudan a la mitigación de los riesgos principales de la ciudad e incidir en su orientación hacia temas de desarrollo y reactivación económica más que de asistencia humanitaria».

¡Sospechoso! Si, la verdad es que no hay justificación alguna para esa comisión oficial que pidió William Dau. Y el concejo se la concedió sin hacer la menor observación. Un concejo arrodillado. Ninguno dijo esta boca es mía. Por esta razón la Procuraduría debe investigar. Lo mismo que la Contraloría y la Fiscalía. ¿Lo harán? Se duda que lo haga. Estos entes de control, parece, le tienen miedo a la lengua viperina del alcalde. Más sospechoso es el hecho de quien acompaña al alcalde. Tiene la doble condición de ser la voz cantante y sonante de la Unidad Asesora de Contratación—UAC y, al mismo tiempo, coordinadora de Cooperación Internacional.

La que fuera activista, Ana María González fue la cerebro de toda la contratación durante la cuarentena. Gracias a ella se fumaron $28 mil millones que estaban destinados para los mercaditos donados a las gentes más pobres de la ciudad. Ella fue la «cerebro» de la contratación del PAE con la Bolsa Mercantil. Contrataron en forma directa más de $200 mil millones. 

No firmaron un solo convenio

Para reflexionar no se necesita hacer un viaje del alcalde con su jefe de Cooperación Internacional, Ana María González. La gira del alcalde se justificaría siempre y cuando firmaría un convenio o participaría en una agenda verdadera. La agenda que presentaron ante el concejo está lejos de ser una agenda oficial. ¿Por qué no la debatieron?

Ana María González es una audaz funcionaria que una vez le reventó un huevo en los pies del presidente Santos. Ahora hace parte del triunvirato de la contratación del Distrito de Cartagena. En la UAC no se mueve una paja si no es con su consentimiento. 

En la falsa agenda de Dau no aparece convenios de cooperación, por ejemplo, con la Universidad de Columbia, con la Cámara de Comercio de Nueva York, o con cualquier entidad pública o privada. Dicen «que van a promocionar a Cartagena», ¿por qué en esa delegación no hay un funcionario de la Cámara de Comercio? ¡Sospechoso!

Falsos logros, una fiesta de memes

Los falsos logros de la agenda de Dau se convirtieron en una fiesta de memes. Cortesía.

De hecho, el alcalde Dau  y su acompañante Ana María González, están paseando y mostrando sus reuniones sociales como si fuesen grandes logros, como el famoso reparcheo que sigue sin concluir después de tres meses de ejecución. Por ejemplo, mostró un video desde las escalinatas de la Universidad de Columbia donde dijo que se reunió con los premios nobeles Stiglitz y Phelps.

«Inicio esta jornada en Nueva York reuniéndome con estos premios Nobel de Economía: Edmund Phelps, en 2006, y Joseph Stiglitz, en 2001. Indudablemente un gran aporte de conocimiento para impulsar el crecimiento económico de la ciudad, su reactivación y su desarrollo».

¿Crecimiento económico de la ciudad? Con Dau hemos retrocedido. Él es fiel exponente de los fondos buitres de Nueva York. Cartagena está más empobrecida, más desigual y más caótica. Hay más desidia y olvido. Una ineptitud administrativa total. Una ciudad también dolorosamente golpeada por la pandemia. Lo peor, hay algunas personas que todavía le creen al alcalde, porque se conforman con las migajas que Dau y Ana María dejan caer de su mesa. En ellos la mentira ha surtido efecto.

Reunión con los nobeles

Los premios nobeles se reúnen casi semanalmente en la Universidad de Columbia, porque son de allí. No es raro encontrarlos en la cafetería después de una conferencia o una reunión académica. Una fotografía no se le niega a nadie, mucho menos si dice que es el alcalde de Cartagena. Alcalde Dau, muestre un convenio de cooperación con la Universidad de Columbia.

Hicimos un rastreo por internet para conocer la reunión del alcalde con los nobeles de economía, pero no encontramos nada. El 22 de octubre tienen una conferencia gratuita con Bolivia sobre la reactivación económica que tú puedes acceder. Stiglitz dicta clases en la Universidad de Columbia. Le dirigimos una solicitud a extensión cultural de esta universidad para conocer la naturaleza de la reunión con Dau de la cual ha alardeado en redes sociales. Estamos esperando información. Sin duda, al alcalde ya no se le cree.

Uno de los cartageneros, Jean Arellano, le dijo al alcalde Dau:

«Busca oficio malandrín. Niños muriendo de Dengue. Asesinos matando gente por un celular. El centro hundido en mierda. Y tu paseando. Y los zombies que te siguen por unos pesos. Tienes la manos sucias de sangre (…)».

Los gremios callados

Sin embargo, ni los gremios económicos, ni los actores estratégicos de la ciudad se pronuncian contra la peor administración que ha tenido en todos los tiempos la ciudad. Nadie en el concejo fue capaz de preguntarle a la administración sobre la agenda del alcalde en Nueva York. William Dau cuenta con el apoyo del concejo que le aprobó el 98% de los proyectos de acuerdos que presentó durante 2020. Para que no haya duda,  le hizo una adición presupuestal por más de $200 mil millones. 

Es preciso decirlo, Dau juega a hacer creer que gobierna. Juega al gato y al ratón en la lucha contra la corrupción. Juega con la ciudad. Pero la realidad le da una bofetada no al alcalde Dau sino a los que siguen creyendo en él y le aplauden todo lo que hace: el 97% de su contratación fue dedocrática, según Compra Eficiente. Esto es, el mismo alcalde escogió a quien adjudicarle más de $200 mil millones que fue la contratación firmada por la UAC.

La agenda oscura de William Dau se convirtió en una fiestas de memes. Se gastaron millones de pesos en esa gira que solo servirá para lo que sirven las tetillas de uno. Así se fuman el presupuesto de Cartagena. De la misma manera como lo hicieron los malandrines que administraron la ciudad. Dau ha fracasado como gobernante. Lo más perverso es que hace creer que está contra la corrupción, pero hace todo lo contrario. ¿Hasta cuándo los cartageneros se soportarán a este alcalde? Espero que tu risa no se convierta en una mueca cuando veas el drama de los padres que ven morir a sus hijos por dengue. Y Johana Bueno, directora del Dadis no hace nada.

Se «fuman» dinero del Covid—19: $ 680 millones para propaganda y App

Comparte este artículo: